Nicaragua

Prisión para líderes de secta Cuerpo Místico de Cristo

Con el cuento de un “rapto divino”, personas sin escrúpulos se aprovecharon de la ignorancia de muchos para embaucarlos y privarlos de dineros y propiedades

Condenan a prisión a líderes de la secta Cuerpo Místico de Cristo
Condenan a prisión a líderes de la secta Cuerpo Místico de Cristo |

Redacción Central |

Ocho líderes de la secta religiosa Cuerpo Místico de Cristo fueron condenados a seis años de cárcel y 500 días de multa por “entotorotar” a unas 650 personas, de ellas casi la mitad menores, en una comunidad de El Viejo, en Chinandega, con el cuento de que el Espíritu Santo vendría y los “raptaría”.

En su sentencia, la doctora Irma Laguna, juez primero de distrito penal de juicio, explicó que a todos se les condenó por los delitos de tráfico de migrantes (cinco años de prisión y 500 días de multa), construcción en lugares prohibidos (seis meses), abandono de personas y su exposición al peligro (seis meses).

Los reos establecieron un campamento en el sector de Mechapa, en donde congregaron a varios guatemaltecos, hondureños y salvadoreños, así como a nicaragüenses, a quienes mantenían en condiciones precarias. A los niños no se les permitía asistir a la escuela ni recibir atención médica.

Lea también: Líderes evangélicos alertan sobre secta que manipula la palabra de Dios

El Gobierno Sandinista al enterarse de la situación, envió una comisión que confirmó in situ el grado de desnutrición de decenas de niños y niñas, así como otros aspectos que ponían en peligro la vida de los presentes, por lo que decidió actuar en contra de los falsos profetas.

Lea también: Gobierno Sandinista acude a Chinandega para investigar secta religiosa

Los sancionados se nombran Francisco Javier Sánchez, Samuel Funes, Carlos Antunes, Elvin Aguilar, Orlando Funes, Héctor Funes, Iván Orellana y Gerson López. Según la acusación, decenas de familias fueron convencidas por los acusados de construir y vivir en pequeños ranchos, con la idea de que solo ellos serían favorecidos con el rapto divino. A consecuencia de vivir hacinados, muchos niños enfermaron.
ros/mau

también te puede interesar