Nicaragua

Este Miércoles de Ceniza inicia la Cuaresma

La Compañera Rosario leyó un mensaje enviado por el padre Neguib Eslaquit a propósito de este tiempo de reflexión

Rosario Murillo
Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, recordó que este 10 de febrero es el Miércoles de Ceniza, con el que inicia el tiempo litúrgico de Cuaresma.

A través de los medios del poder ciudadano, leyó un mensaje enviado por el padre Neguib Eslaquit, director del Centro de Espiritualidad Betania, en Dolores, Carazo, que destaca que en Nicaragua en cada templo, capilla y muchísimos lugares, centenares de miles de fieles nos reunimos para recibir las cenizas.

Escuchando las palabras: “Conviértete y cree en el Evangelio y Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”, recordemos que nuestra existencia en este plano de vida, es limitada y que Dios nos regala el tiempo y debemos ocuparlo para hacer el Bien, ya que es lo que dejaremos y nos llevaremos con nosotros hacia la eternidad, dice el mensaje.

A continuación el texto completo enviado a la Compañera Rosario:

MIERCOLES DE CENIZA INICIAMOS EL TIEMPO DE LA CUARESMA.

Dolores, Carazo, 9 de febrero de 2010.

Compañera

Rosario Murillo

Su Despacho.

Respetada y apreciada Doña Rosario:

Que el Amor de Dios, continúe acrecentándose en la vida de nuestro Presidente Daniel, de usted, de su familia y de nuestro pueblo.

Este miércoles 10 de febrero, iniciamos el Tiempo Litúrgico de la Cuaresma. Para los cristianos el acontecimiento fundamental de nuestra Fe es la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Y el miércoles de ceniza, es el inicio de un caminar que durante cuarenta días nos llevará a meditar y vivir el más grandioso Amor del Padre del Cielo, al enviarnos a su Hijo Único Jesucristo, para que todos tengamos vida en abundancia.

Miércoles de Ceniza, que en todo el mundo católico y en Nicaragua, en cada templo, capilla y muchísimos lugares, centenares de miles de fieles nos reunimos, para que cuando se nos imponga la ceniza, escuchando las palabras: “Conviértete y cree en el Evangelio y Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”, recordemos que nuestra existencia en este plano de vida, es limitada y que Dios nos regala el tiempo y debemos ocuparlo para hacer el Bien, ya que es lo que dejaremos y nos llevaremos con nosotros hacia la eternidad.

Son tres los pilares en los que se soporta la Cuaresma: La Oración, el Ayuno y la Limosna.

Primero: La Oración. Es diálogo con Dios. Dios nos habla por medio de su Palabra Divina y los acontecimientos de la historia y nosotros escuchamos si tenemos atentos los oídos del alma y con amor ponemos en práctica su Palabra.

Segundo: El Ayuno. Que no consiste de manera exclusiva en abstenerse de ciertos alimentos. El verdadero ayuno es el abstenerse de toda clase de maldad.  El verdadero ayuno que agrada a Dios, es compartir nuestro pan con el que lo necesita, el techo con quien no tiene.  El Papa Francisco nos ha recordado en su mensaje para esta Cuaresma del año 2016, la expresión del profeta Isaías que dice: “Misericordia quiero y no sacrificios”. Esto es un llamado constante al amor, al servicio y no al quedarse en ritos vacíos de contenido.

Tercero: La limosna. Que no debemos entenderla en el sentido despectivo de la palabra. La limosna entendida en el sentido bíblico es la Caridad, es la Misericordia, es el Amor. Es la Solidaridad que va más allá de la Justicia. Porque la Justicia es darle a cada quien lo que le corresponde, pero la Solidaridad es la expresión más grandiosa del Amor.

Y al finalizar este Tiempo Cuaresmal, inmediatamente tendremos el Triduo Pascual, (jueves, viernes y sábado Santo), donde celebraremos la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Es el misterio más grandioso de nuestra fe, que Jesucristo está Vivo y continúa Resucitado en medio de su pueblo y nos invita a todos y todas a seguir construyendo una sociedad más cristiana, más llena de Dios.

En espíritu de oración, suplicando la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas, le doy gracias a nuestro Buen Jesús, porque vivimos esta Cuaresma, llenos nuestros corazones de paz, de alegría, de fervor, encendida la llama del Amor en nuestras vidas, construyendo una Nicaragua en fe, como una gran familia reunida luchando por el bien de toda la comunidad y sobretodo en la Buena Esperanza y en el Buen Corazón que hace que bendiciones copiosas del cielo sigan llegando a todos.

Mis oraciones y gratitud por todo el esfuerzo que usted, junto a nuestro Presidente Daniel, en todo momento están con ternura sirviendo a nuestro pueblo, acuerpados y apoyados por millones de nicaragüenses,  que seguimos unidos para vivir el Amor de Dios,  en toda su plenitud, con hechos y  acciones reales de un auténtico servicio que es el fruto del Amor de Dios, que el Espíritu Santo derrama en nuestros corazones.

Le aseguro mis oraciones, cariño, respeto y gratitud.

Padre Neguib Kalil Eslaquit

Centro de Espiritualidad Betania

Dolores, Carazo, Nicaragua.
Mem/ele

también te puede interesar