Nicaragua

Nuevas disposiciones de la Policía para salvaguarda del público viajero

Las medidas incluyen la revisión de documentos a los extranjeros para verificar su situación legal, del estado del transporte marítimo de pasajeros antes de zarpar y la instalación de GPS en buses públicos y escolares

2cbbnrhy
Policía Nacional revisa licencia de circulación |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Policía Nacional de Nicaragua solicitará de quienes visiten nuestro país sus documentos de identidad: pasaporte, cédula o cualquier otro documento que acredite su situación migratoria.

Esta medida permitirá garantizar la seguridad de esas personas, aclara la nota de prensa, que hace referencia a la Ley 761, de Migración y Extranjería.

Con ello, la Policía Nacional podrá constatar su situación migratoria en el territorio nacional. En el caso de alguna irregularidad en esa acreditación, serán remitidos a la Dirección General de Migración y Extranjería para solventarla, agrega la nota.

En otra circular, la institución de orden público informó que con la finalidad de proteger a las personas, familias y comunidades, así como a ciudadanos de otros países, procederá a verificar los despachos de salida otorgados por los respectivos distritos navales a todo transporte acuático de pasajeros.

Las embarcaciones que no cumplan con este requisito, se constate exceso de pasajeros o de carga, o las condiciones meteorológicas pongan en peligro la integridad física de las personas y sus bienes, serán impedidas de zarpar, precisó el Comisionado General Francisco Díaz, Subdirector General de la PN.

Esa disposición es de inmediata implementación en todo el país, precisó.

En cuanto a los buses de transporte público y escolar, éstos deberán instalar dispositivos de posicionamiento global (GPS) para mejorar y garantizar la seguridad de los pasajeros, familias y comunidades ante el incremento de los accidentes de tránsito causados por el exceso de velocidad y de carga.

Para revisar en su licencia de circulación la capacidad máxima de pasajeros, la Policía establecerá puntos de control en las terminales de transporte colectivo y escolar para evitar que los transportistas circulen con exceso de peso.

Estos buses tendrán, además, limitada su velocidad a 60 kilómetros por hora, con independencia de la permitida en la señalización vial, la cual será controlada por GPS desde una central de monitoreo.

También deberán tener regulados los motores de forma tal que no puedan exceder la velocidad máxima permitida.

Para poder hacer cumplir las medidas anteriores, la Policía Nacional trabajará en coordinación con el MTI, Irtramma e Inifom para realizar las verificaciones pertinentes en los vehículos.
ros/mau

también te puede interesar