Nicaragua

Ocupa Nicaragua primer lugar en reducción de muertes fetales en Centroamérica

El modelo de salud familiar y comunitario desarrollado por el Gobierno garantiza atenciones de elevada calidad a las mujeres embarazadas y sus bebés

feto
|

Redacción Central |

La reducción de muertes fetales en Nicaragua ubican a nuestro país como el primer lugar en Centroamérica, un logro del modelo de salud familiar y comunitario implementado por el Gobierno Sandinista.

Según el doctor Erick Bonilla, subdirector de atención médica del Hospital de la Mujer “Bertha Calderón”, en Latinoamérica nuestro país ocupa el tercer lugar en este indicador de desarrollo humano, solo superado por Cuba y Argentina.

En Nicaragua la tasa de muertes fetales es de 7,4 por cada mil nacimientos, una reducción en los recientes años de 2,5 puntos, según un estudio publicado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), la Universidad de Manchester del Reino Unido, la Universidad de Higiene y Medicina Tropical del Reino Unido y el organismo Save the Children.

A nivel global, Nicaragua se ubica en una posición intermedia, en el lugar 67 entre 186 países. A juicio de Bonilla, esta tasa de reducción se ha logrado con el aumento de la calidad en la atención prenatal.

En el país el Gobierno Sandinista ha desarrollado un amplio programa de salud para alcanzar este objetivo. Entre las principales acciones aparecen el aumento de obstetras y pediatras en las unidades de salud, las múltiples capacitaciones a parteras, el Plan Parto y la instalación de Casas Maternas.

Estas últimas son centros de atención especializados, donde las mujeres embarazadas reciben todos los cuidados previos al parto para garantizar su salud y la del bebé.

Desde 2014 comenzó un plan masivo de construcción de Casas Maternas en el país, lo que se tradujo en 181 de estos centros un año después.

El jefe del programa médico materno-fetal, doctor Néstor Pavón, apuntó al respecto de este estudio que una buena parte del éxito se debe a que en 2015 el 90 por ciento de los embarazos en el país fueron atendidos antes de las 13 semanas, lo que permite detectar presuntos problemas a tiempo.

En términos médicos, como muerte fetal se entiende el fallecimiento del bebé luego de las 20 semanas de gestación.
ros/ale

también te puede interesar