Nicaragua

Managua al compás de Tiempos de Victorias

La capital ha cambiado su cara en los nueve años de la nueva Revolución. Hoy sobran los espacios para brindar por nuestras conquistas

managua
Managua |

Redacción Central |

El antiguo Malecón de Managua cambió su cara, para bien, en los recientes nueve años. Cuando pasamos la página, y miramos al 2007, sus metros eran sinónimo de delincuencia, de vicio. Nadie que buscaba tranquilidad, paz absoluta o recreación iba a la zona.

Sin embargo, al celebrarse este domingo 10 de enero el noveno aniversario de la Segunda Etapa de la Revolución, ese lugar enseña otras características, su semblante es diferente. Actualmente, lo que era el antiguo Malecón de Managua es símbolo de nuevos tiempos, de alegría, de unidad familiar y de paz y tranquilidad, gracias a la buena gestión del Gobierno Sandinista.

No son horas de hablar de esa antigua franja frente al mar. Son instantes de dialogar, conversar, sobre el Paseo Xolotlán, del Puerto Salvador Allende, del Paseo de los Estudiantes, de las Casas-Museos de Sandino, de Rubén Darío y de Blanca Segovia.

Instalaciones todas recuperadas o construidas en menos de una década bajo el liderazgo del Comandante Daniel Ortega y de la Compañera Rosario para el deleite del pueblo. Espacios donde se concentran las familias para recrearse.

De todo ello nos percatamos cuando las diversas instituciones realizan actividades deportivas, culturales, recreativas y educativas para que celebren niñ@s, jóvenes y adultos.

Por eso, en este fin de semana histórico para la nueva Revolución en Nicaragua, Managua otra vez cambia su semblante y es fuente de alegría plena. Así, el Paseo de los Estudiantes fue escenario este sábado para que el Movimiento Cultural Leonel Rugama y la Promotoría Solidaria presentara payasos, pinta-caritas, brinca-brincas y otros programas para celebrar en grande.

No son tiempos de hablar del antiguo Malecón de Managua. Es mejor olvidar el pasado, dejar atrás lo negativo, y disfrutar de las nuevas brisas, y ese viento que nos despeina en el Paseo Xolotlán, o en la no menos bella y colorida Avenida de Bolívar a Chávez. Hoy no faltan los locales para brindar por esta Bendita Tierra y por nuestras múltiples conquistas, por Daniel y por Rosario, por nuestra Revolución y por los nuevos tiempos de victorias.
ros/jos

también te puede interesar