Nicaragua

Volcán Masaya bajo la mirada atenta del Ineter

El lago de lava del cono comenzó a subir de nivel en el mes de diciembre pasado

26zrgmw3
Ineter mantiene vigilancia sobre el volcán Masaya |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Volcán Masaya permanece bajo la atenta vigilancia del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) desde que el lago de lava del cono comenzó a subir de nivel en el mes de diciembre pasado.

Debido a la importancia turística de este coloso y la cantidad de visitantes tanto nacionales como foráneos que atrae las autoridades del Ineter redoblan los esfuerzos para preservar la seguridad de las personas que acuden a esta zona.

Luis Solano, guardaparques, explicó en un reportaje ofrecido por Multinoticias, Canal 4, que desde días recientes se escucha un fuerte sonido procedente del interior del cráter, que caracterizó como el que produce la turbina de una avión.

Lea también: “Prosigue ascenso de lava en volcán Masaya

Para monitorear constantemente la actividad volcánica los especialistas del Ineter instalaron cámaras que les permiten acopiar imágenes de diferentes ángulos del volcán, informó Armando Saballos, asesor científico de la institución.

En este sentido si ocurre una explosión quedaría inmediatamente registrada, lo que permitiría tomar las medidas pertinentes.

Saballos señaló que la población de las inmediaciones no se encuentra en peligro por el momento.

Indicó que en caso de haber un derrumbe que bloquee la boca del volcán ello provocaría una acumulación de gases en su interior con el consiguiente aumento de presión y por tanto una explosión sería muy posible.

Las autoridades encargadas del Volcán Masaya aumentaron las medidas de seguridad con los visitantes, especialmente las indicaciones sobre las zonas de peligro que se mantienen vedadas para los turistas.

En abril de 2012 el Parque Nacional Volcán Masaya fue cerrado temporalmente como medida preventiva debido a la expulsión de cenizas y piedras ardientes.

Entre los datos curiosos que rodean al volcán está su bautizo por los conquistadores españoles como “La Boca del Infierno”. Ello conllevó a que colocaran en la boca del cráter en el siglo XVI “La Cruz de Bobadilla”, que debe su nombre al padre Francisco Bobadilla, con el objetivo de exorcizar al demonio.
mem/ana

también te puede interesar