Nicaragua

Policías nicaragüenses adquieren compromiso con la Patria

La Policía Nacional es una institución diferente de cualquier otra, forjada en la sangre de nuestros mártires, subrayó su Primera Comisionada en la graduación de otro curso básico de la Academia Walter Mendoza Martínez

Redacción Central |

La Primera Comisionada de la Policía Nacional, Aminta Granera, resaltó esta noche la significación especial del compromiso que adquieren con la Patria los 35 nuevos Licenciados en Ciencias Policiales y 490 graduad@s del Curso Básico de la Academia Policial Walter Mendoza Martínez.

Tras los saludos de rigor y a los familiares de mártires del Cuerpo, en particular la madre del que cuyo nombre honra a la Academia, la Compañera Aminta resaltó que los graduados no solo hicieron realidad un sueño, sino que adquieren un compromiso con el Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía, al integrarse a una institución con 36 años de historia, consolidada con la sangre de sus mártires.

En esta noche especial ustedes pasan a la Policía de Nicaragua, que es distinta a otras, única, cuya identidad está vinculada a sus orígenes revolucionarios, cercana a la comunidad, trabajando con ella y para ella, para su tranquilidad.

La Primera Comisionada refirió que en este año se han comisionado mil 361 nuevos policías, lo que pone de manifiesto la preocupación por nuestra ciudadanía y en la familia de nuestro Presidente y de la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, quien vive monitoreando la seguridad en todos los rincones del país, buscando como responder a las demandas de nuestro pueblo.

Ustedes son parte de esa respuesta de nuestros gobernantes a esas demandas, resaltó.

La Policía es una institución al servicio del Pueblo de Nicaragua, continuó. Ustedes han desarrollados competencias profesionales, conocimientos, habilidades, conductas y destrezas para cumplir las misiones asignadas.

Disponen además de una profunda formación humana, de voluntad, honor, tolerancia, que llevan hoy como sello ese carácter humanista, como pregona nuestra sociedad.

Ustedes son la savia nueva de la Policía Nacional y nosotros, los más viejos tenemos la responsabilidad de transmitirles esa cultura organizacional forjada con sangre y fundada en el ADN de la institución. Tienen el reto de sostenerla y engrandecerla con vocación de servicio, respeto, y dedicada a la seguridad ciudadana.

Este compromiso será perenne y garantía indispensable para la paz en Nicaragua, subrayó la Compañera Aminta.

Renovarla es una tarea permanente, con el entusiasmo de los jóvenes, con savia nueva que se reconoce en sus raíces. Al respecto mencionó que casi el 40 por ciento de los egresados del Curso Básico son hijos de policías, ejemplo de transferencia intergeneracional.

En ese contexto agradeció a los familiares por contribuir a esa formación, para que sus hijos sean aquellos en quienes la comunidad puede confiar, y exhortó a los primeros expedientes de la Licenciatura en Ciencias Policiales para que su actitud siga siendo el norte de sus vidas, para bien propio y de la Patria a la que han jurado defender, al igual que los 490 graduados del Curso Básico.

Los hemos visto cambiar, crecer, dar el primer paso porque el hacernos policías es un asunto de todos los días, de todos los momentos, de todos los instantes de la carrera policial.

En este proceso de formación, recordó la Comisionada Nacional, ustedes fueron moldeándose como líderes de la comunidad, y los exhortó a ser creativos, dar solución a los problemas, servir con tolerancia, con equilibrio, con capacidad de proyectar firmeza, con el corazón abierto de sentirse orgullosos de ser policías en momentos difíciles y también felices.

Vivimos junto con la comunidad, compartiendo, estamos en la primera línea de la comunidad, que nos demanda esfuerzo y dedicación, primeros en la búsqueda de soluciones, nunca indiferentes ante el dolor, siempre con optimismo.

La Compañera Aminta Granera llamó a los egresados y también a todos los policías a avanzar con pasos firmes en la preservación de la seguridad, paz y tranquilidad que todos los nicaragüenses nos merecemos, inspirados en el sacrificio de Sandino, de Carlos, de todos los mártires que han sido ejemplos de entrega, de amor a la Patria, razón suficiente para ver nuestro futuro, concluyó.

también te puede interesar