Nicaragua

Comandante Daniel recibe cartas credenciales de embajadores

Fueron presentados los excelentísimos representantes de Chile, Francia, Estados Unidos y Palestina

Daniel Ortega recibe cartas credenciales de embajadores
El Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo recibieron cartas credenciales de nuevos embajadores | Jairo Cajina

Redacción Central |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, recibió este lunes las cartas credenciales de los nuevos embajadores de Chile, Francia, Estados Unidos y Palestina en la Sala Blanca del Despacho Presidencial.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, presentó a los excelentísimos representantes de Chile, José Miguel de la Cruz Kross, de Francia, Fréderic Basaguren, de Estados Unidos, Laura Farnsworth Dogu, y de Palestina, Muhammad Amrro, así como al resto de los funcionarios y diplomáticos de las respectivas naciones que les acompañan.

El Comandante Daniel expresó al recibir al embajador chileno de la Cruz Kross, que ambas naciones son territorios hermanos integrados en la historia, sobre todo, para alcanzar el sueño de la integración Latinoamericana y Caribeña.

En este sentido, señaló que se avanza en el proceso de integración regional, y el sueño hecho realidad en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Asimismo, el mandatario nicaragüense recordó que en esa nación sudamericana se han formado muchos pinoleros, porque Chile tiene el privilegio de contar con universidades, con escuelas y con carreras de mucho prestigio.

El Presidente Daniel no perdió la oportunidad y envió un saludo al pueblo chileno y a la presidenta de ese país, Michelle Bachelet.

En tanto, al darle la bienvenida al enviado por Francia, Basaguren, expresó que la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad resultan vínculos que unen a ambos territorios en el camino de fortalecer sus relaciones.

Se remontó a la Revolución Liberal de 1893 en Nicaragua, a su rompimiento de las ligaduras que nos imponía la religión, para establecer un paralelo entre ese movimiento y la Revolución Francesa de 1793, cuyas influencias se hicieron sentir fuertemente en nuestro país, no la Bolchevique, acotó.

Daniel sustentó los vínculos existentes en los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad proclamados en la toma de La Bastilla. “Nos unen esos principios, los sueños de extenderlos a todo el planeta”, expresó. “La primera gran Bastilla que hay que derribar es la Bastilla de la guerra; que se cierren las guerras y que reine la paz, y que reine la justicia».

En otro momento, al recibir a la embajadora Laura Farnsworth Dogu, indicó que es más lo que une a Nicaragua con Estados Unidos que lo que les separa, y recordó que cuatro familiares de su papá, entre tías y hermanas, se fueron a vivir a San Francisco, California, donde trabajaron cuidando niños.

Indicó que ha coincidido con varios gobernantes de ese país en la importancia de la paz, en clara alusión a sus encuentros con Ronald Reagan, George W. Bush y Barack Obama. Además, refirió que en esta nueva etapa, a pesar de las discrepancias, sí se ha logrado avanzar en las relaciones con esa nación.

“Lo importantes es que se ha logrado avanzar en las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua, a pesar de las diferencias, hemos logrado sobreponer las diferencias e ir avanzando para fortalecer, para construir buenas relaciones. Queremos buenas relaciones con los Estados Unidos. Con su pueblo, con su gobierno queremos buenas relaciones”, enfatizó.

Igualmente, manifestó que glorias deportivas nuestras como Denis Martínez tuvieron la oportunidad de jugar en Estados Unidos en las Grandes Ligas y lanzar un juego perfecto, a lo que hay que agregar otros deportistas nacionales.

“El deporte nos une, el trabajo nos une. Los ideales de paz nos unen porque el pueblo norteamericano es un pueblo amante de la paz y las familias que yo he conocido son amantes de la paz”, espetó.

El Presidente Daniel se mostró satisfecho de recibir las cartas credenciales del embajador del hermano pueblo de Palestina, Muhammad Amrro, y rememoró que el gran líder palestino Yasser Arafat estuvo de visita por Nicaragua en 1980, siempre como parte de su lucha por la paz.

Agregó que uno de los grandes pasos de Arafat en busca de la armonía fueron los acuerdos de Camp David, al tiempo que reafirmó nuestro compromiso con la causa palestina.

“Querido embajador yo quiero ratificar nuestro compromiso, nuestra solidaridad con su pueblo en la lucha por la paz”.

Apuntó además que esa batalla por la tranquilidad total prosigue, la cual no es más que reconocer la existencia del Estado Palestino y también el Estado de Israel, pero el “Estado de Israel limitado a lo que son aquellos territorios que se definieron en Naciones Unidas”.

también te puede interesar