Nicaragua

Comisionada Granera: Ser policía es tener el compromiso de servir y proteger

En su 36 aniversario, la principal tarea de la Fuerza Pública sigue siendo garantizar la seguridad y tranquilidad del pueblo

Primera Comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional
Primera Comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional | Canal 6

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Comisionada Nacional y Jefa de la Policía de Nicaragua, Aminta Granera Sacasa, resumió esta noche la labor de ese Cuerpo en el año transcurrido desde la anterior fecha constitutiva, desempeño del que resaltó sus avances entre aciertos y errores, sin descanso ni tregua.

En ese contexto se refirió a dos hechos que expresan los riesgos y dificultades de la labor policial: la tragedia de Las Jagüitas, en julio pasado, de la que el compañero Daniel orientó su revisión integral para que hechos así no vuelvan a suceder, y el asesinato de cinco policías, en días pasados.

Estas muertes, junto con la de otros nueve compañeros a lo largo del año, hacen un total de 14 compañeros caídos por la seguridad de Nicaragua, apuntó, y convierten la tarea de la Policía en un acto de compromiso público ante el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, ante el pueblo, razón de nuestra existencia, y para seguir adelante pase lo que pase.

Comparó la ejecutoria policial con el diamante de un poema de Rubén Darío, que recitó, y que resalta que la gema será siempre diamante aunque la cubra el barro.

Refirió algunos indicadores de seguridad , como la disminución de las denuncias (de cada 100, 87 son esclarecidas), a que el 78 por ciento de ellas se refieren a faltas que no constituyen delito, y a la baja en los homicidios, a una tasa de 8,6 por 100 mil, la más baja en 14 años, la más baja en Centroamérica y la tercera menor de América Latina y el Caribe.

Al respecto mencionó que de los 153 municipios del país, en 49 no hubo homicidios en el último año, y en 31 hubo solo uno en ese período. En Managua, por su población, se reporta uno cada cuatro días, y en las dos regiones autónomas, en 11 municipios suman más de diez.

Pormenorizó en el enfrentamiento al narcotráfico, tanto interno como el que transita por el país, con la neutralización de nueve células, la ocupación de 5,5 toneladas de cocaína, y el desmantelamiento de una red de 69 abastecedores, 326 canales de distribución y 614 expendedores locales que permitió que 4,2 millones de dosis de crack no llegaran al pueblo.

Habló también de la reducción de los índices de peligrosidad en los accidente del tránsito, gracias al Plan de Seguridad Vial, a la reducción de la victimización a una tasa del 16 por ciento, una de las más bajas de la región y, en general, a la disminución de los delitos a escala nacional.

Un elemento básico en esos logros fue la creciente capacitación de la Fuerza Policial, de cuyos integrantes una mitad se ha superado en academias nacionales o extranjeras, en tanto el ciento por ciento lo ha hecho mediante el autoestudio. En ese sentido agradeció la asesoría de Cuba en esa labor.

La Comisionada Nacional Granera aludió a Informes de la organización Global Competition que colocan a Nicaragua a la par de Canadá en el más bajo escalón del índice de crímenes y robos, lo que significa más inversión y desarrollo en nuestro país, que resultó segundo en costos generados por ahorro y seguridad, lo que atrae el turismo.

Esos y otros logros que garantizan la seguridad de vida, la tranquilidad , seguridad y estabilidad del pueblo y el país son valores de la Revolución, apuntó, y agradeció al Jefe Supremo de la Policía, Comandante Daniel Ortega, por su constante preocupación para con ese Cuerpo Armado, su fortalecimiento, y por elevar la seguridad de la familia nicaragüense.

También agradeció los desvelos y atenciones de la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, que con sus consejos y observaciones nos ha ayudado a crecer cada día.

Felicitó a los dos mil 800 oficiales promovidos en este 36 Aniversario de la Policía Nacional, a los Comisionados Generales y Superiores ascendidos y a todos los integrantes de la Institución, a sus familiares, a los oficiales extranjeros invitados, y subrayó que ser Policía es ser humano, ser persona y sentir a Nicaragua por dentro como la sangre en las venas.

también te puede interesar