Nicaragua

Cuando los niños gritaron Patria Libre o Morir

Ante la brutalidad de la dictadura somocista un grupo de jóvenes de Matagalpa se sumaron a la lucha por una Nicaragua libre, hace 37 años

Recuerdan Insurrección de los Niños de Matagalpa
Recuerdan Insurrección de los Niños de Matagalpa |

Redacción Central |

Sus pantalones aún eran cortos. Las camisetas, viejas y rasgadas. Pero en esas jóvenes mentes había taladrado tanto la brutalidad de un sistema totalmente irrespetuoso con el elemental derecho a la vida, que sus gargantas no aguantaron más, y con el grito de Patria Libre o Morir, se rebelaron.

Fue el 28 de agosto de 1978, y sucedió en Matagalpa. Allí un grupo de jóvenes imberbes decidió que no seguirían soportando los atropellos del tirano.

Sergio Romero, “El Zurdo”, recuerda el hecho con lujo de detalles. La Insurrección de los Niños le llamó el Comandante Fidel Castro. Para él, ese día fue cuando encendieron la llama revolucionaria en el pueblo matagalpino. “Ya estaba agobiado el pueblo por los asesinatos, secuestros de nuestros estudiantes, obreros y campesinos”, rememora Romero cuando se cumplen 37 años de esa gesta.

El detonante de esa rebelión fue el asesinato del estudiante Alberto Chavarría, a quien ya muerto, los niños lo cargaron en los hombros y lo llevaron a las calles de Matagalpa, gritando el basta ya a tanta represión y muerte.

“Tuvimos una organización con la vanguardia del Frente Sandinista, a través de la Asociación de Estudiantes de Secundaria (AES), los comités de acción popular de barrios, organización de los trabajadores de la salud y la educación”, explicó.

Casi cuatro décadas después de esos sucesos, Romero se siente satisfecho porque el Frente Sandinista cumple los sueños de quienes dieron su vida por Nicaragua Libre.

Son muchos los proyectos de educación, salud y mejoras económicas para nuestro pueblo, señala el veterano luchador.

Carlos José Blandón fue otro de los “niños” que participó en esta insurrección.

“No olvidamos el ruido de las metrallas. Los que pasamos esa etapa siempre recordamos ese ruido, y tenemos recuerdo de ese temor”, sostuvo.

Blandó fue torturado por la Guardia Somocista muchas veces. “La Guardia actuó como criminal, baleándonos. No nos tuvieron lástima, a pesar que nosotros solo teníamos pistolitas 22 y la bomba de contacto”, indicó.

En esos tiempos, acotó, ser joven era un delito. Se sumaran o no con la lucha, la Guardia los perseguía.

La joven Elin Rosario Montes, quien también protagonizó la gesta por vivir en Matalpa, recordó que la apresó la Guardia Somocista, pero nunca decayó su moral. Todos los niños que ese día se rebelaron tenían una moral gigantesca, acotó.

también te puede interesar