Nicaragua

Nicaragua fortalece su estrategia para enfrentar el cambio climático

A través del Plan Nacional de Desarrollo Humano se despliegan iniciativas para aprovechar las potencialidades naturales del país

4
|

Redacción Central |

Nicaragua no está exenta de los efectos adversos del cambio climático, el cual se manifiesta en el país desde hace varios años. Entre las principales consecuencias están el aumento de la temperatura un grado centígrado y la paulatina disminución del régimen de precipitaciones, fundamentalmente en la región del Pacífico.

Además ocurren grandes contrastes ya que pueden darse periodos de fuertes sequías, así como etapas de intensas precipitaciones. En el caso de las fases de seca más importantes ocasionadas por el fenómeno de El Niño se registraron en los años 1972-73, 1976-77, 1997 y 2006. Mientras los eventos de La Niña causaron elevaciones del nivel del Lago Xolotlán en los años 1933, 1955, 1982, 1998 y 2010.

No obstante, Nicaragua es un país con grandes recursos naturales, con suelos de alta calidad, abundancia de agua, una significativa biodiversidad terrestre y marina, también cuenta con una alta presencia de minerales y fuentes de energía renovables que permiten producir energía.

En este sentido, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Plan Nacional de Desarrollo Humano despliega iniciativas para aprovechar las potencialidades naturales del país en el enfrentamiento de las consecuencias del cambio climático.

Entre ellas sobresalen los proyectos de manejo sostenible de tierras, educación ambiental y protección de los recursos naturales que se desarrollan desde el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), también los estudios y planes para disponer de agua con fines de consumo humano y regadío a través de embalses desde el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAG).

Igualmente se consolida el modelo de alianzas desde el gabinete de producción, para generar consensos de compromisos compartidos entre el Gobierno y el sector productivo.

De igual modo están involucradas en esta tarea otras instituciones, empresas, programas  y ministerios como Enacal, Nuevo Fise, MTI, Ineter, Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y el Mefcca. Entre todos buscan  soluciones a los efectos del cambio climático en los diferentes sectores de la vida económica y social del país, en las que reciben especial atención los segmentos poblacionales más vulnerables, ya que son los más afectados por las adversidades climáticas.

Sin embargo, todavía el país tiene por delante un grupo de desafíos como el uso más eficaz de las zonas climatológicas, creando capacidades para aumentar la producción en condiciones de clima cambiante, también el aumento de la diversificación productiva en los municipios para buscar mayores alternativas que permitan disminuir las pérdidas ante los distintos eventos climáticos.

Asimismo se impone lograr una optimización del uso del agua, así como una mejor preservación de los recursos naturales, e incorporar como práctica el manejo sostenible de la tierra, la agroecología, los sistemas silvopastoriles, entre otras alternativas.

también te puede interesar