Nicaragua

Estudiantes de Managua volvieron a las escuelas

Alumnos y profesores tienen en cuenta las medidas antisísmicas necesarias para enfrentar cualquier incidente

Secundaria básica
|

Redacción Central |

Este lunes se retomaron las clases en la capital, luego de que se interrumpieran la semana pasada como medida preventiva ante la ocurrencia de movimientos sísmicos en Managua. De esta manera se le da continuidad al segundo semestre del actual curso académico.

Los alumnos y profesores volvieron a sus aulas con tranquilidad, pero teniendo en cuenta las medidas antisísmicas necesarias para enfrentar cualquier incidente que ocurra.

Entre las medidas preventivas tomadas por el Ministerio de Educación sobresale la realización de varios simulacros que permiten perfeccionar las maniobras de evacuación de docentes y estudiantes en caso de presentarse movimientos telúricos.

El claustro profesoral y los alumnos se mantienen en todo momento alertas y ponen en práctica algunas medidas básicas como mantener las vías de salida hacia las zonas de seguridad despejadas y los portones de las aulas abiertos a fin de agilizar la evacuación.

Otras de las providencias que se toman son mantener informados a los estudiantes de las características de la ciudad en la que viven, por lo que deben conocer cuáles son los procedimientos adecuados para proceder a una evacuación satisfactoria, entre ellos identificar las rutas de evacuación y las zonas de seguridad.

También se recalca que la información que los niños aprenden en la escuela sobre los sismos la compartan en sus casas con los demás familiares, para poder desarrollar en los hogares una estrategia antisísmica apropiada.

Por otra parte en los Centros de Desarrollo Infantil también se labora arduamente, lo mismo por parte de sus trabajadoras como por las familias, para mantener actualizados los procedimientos de evacuación, dado que los niños que acogen estas instituciones son más pequeños y pueden hacer más complejo el cumplimiento de las medidas preventivas.

La meta es enseñarles pasos sencillos, sobre todo no asustarse y seguir las indicaciones de las maestras.

“Las autoridades del centro nos han orientado a que en caso de una emergencia las puertas del centro están abiertas para que vengamos por nuestros hijos, por nuestra parte hemos capacitado a mi niño para que él pueda mantener el control, no sienta miedo y acate las orientaciones de su maestra”, expresó Juana Briseño, madre de familia, cuyo hijo se encuentra en el CDI “San Judas” de la capital.

De esta forma los niños son preparados desde las edades más tempranas para adaptarse a vivir en una ciudad con las características de Managua, donde los movimientos telúricos son tan frecuentes.

Esta estrategia impulsada por el Gobierno Sandinista permite a los ciudadanos desde las edades más tempranas afrontar cualquier incidente sismológico ordenada y eficazmente.

también te puede interesar