Nicaragua

Reducen contaminación causada por desechos del café

La transformación de esos residuos beneficia a las comunidades y a los caficultores

Fincas cafetaleras transforman los desechos del café en energía
Fincas cafetaleras transforman los desechos del café en energía |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Varias fincas de Carazo y Matagalpa han encontrado la forma de reducir la contaminación ambiental provocada por los desechos del café a través de la ejecución de un plan que transforma en energía los residuos generados en la producción del grano.

Cuando se reciclan esos residuos, las comunidades y los caficultores se benefician debido a que esos materiales se convierten en otros productos: energía y abono orgánico.

La empresa UTZ Certified impulsa los proyectos de generación de energía a partir de los desechos del café, con lo que muestra la posibilidad de generar biogás, mitigar el cambio climático y proteger los recursos hídricos, si se reciclan sus subproductos.

Leonardo Mayorga, gerente de Proleña, expresó que aunque las aguas mieles son tóxicas, el país las transforma en energía, con lo que se benefician varias fincas cafetaleras, aunque ese no es el único residuo que se utiliza.

Según Mayorga, con los subproductos del café hay tres posibles fuentes para producir energía, uno de ellos es las aguas mieles que se introducen en un reactor de biogás y así además de obtener un beneficio se le da tratamiento a ese contaminante ambiental.

La pulpa es otro de los subproductos del café que se emplea en algunas fincas para transformarla en abono orgánico, con anterioridad esta se quemaba o botaba, dijo Mayorga.

En opinión de los especialistas, la pulpa seca es un material difícil de quemar, pero reciclado sirve para abono orgánico y de alimento para los animales.

Otro de los subproductos es el mucílago, que es la capa fina que cubre el grano y la que debe quitarse antes de su exportación, y que se convierte en abono.

Hasta el 2014 el plan de generación de energía mediante el  aprovechamiento de los residuos del café se implementó en ocho fincas cafetaleras en Nicaragua, diez en Honduras y una en Guatemala.

La primera planta de biogás se construyó en 2013 en el municipio El Carmen, ubicado en Diriamba, que requirió una inversión de 180 mil dólares.

también te puede interesar