Nicaragua

Momotombo, una experiencia por las rutas de Nicaragua

El volcán es un atractivo para los visitantes nacionales y foráneos

Redacción Central |

El Momotombo, un volcán de más de mil 200 metros de altura ubicado en el departamento de León, marcó hace cientos de años la historia nicaragüense y constituye un atractivo para los visitantes nacionales y foráneos.

Parte integrante de la Ruta Colonial y de los Volcanes, promovida por el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) con el apoyo de la Unión Europea, el cono se relaciona estrechamente con la antigua León de Nagrando, primera capital de este país, comenta Lianet Arias Sosa, corresponsal de Prensa Latina en Managua.

En 1610, los habitantes de aquella urbe fundada por el conquistador español Francisco Hernández de Córdoba, protagonizaron un éxodo hacia la actual ciudad de León, temerosos de los sismos y las erupciones del coloso.

Conocida como la Pompeya de América, la ciudad fue cubierta por las cenizas, arena y demás elementos expulsados por la estructura durante siglos, hasta que en 1967 un grupo de investigadores logró localizarla bajo la capa de materiales.

Sus vestigios, ligados al lago Xolotlán y al volcán que se levanta imponente en la otra orilla, son apreciados ahora en el Sitio Histórico Ruinas de León Viejo, otro de los destinos más atrayentes para los visitantes en esta parte del mundo.

Un poco más acá en la línea del tiempo, aunque en el ámbito de la poesía, el Momotombo también tiene su espacio, específicamente en la obra del Padre del Modernismo, Rubén Darío, el más alto representante de las letras en este país centroamericano.

«Y llegué y vi en las nubes la prestigiosa testa / de aquel cono de siglos, de aquel volcán de gesta», describe Darío en el mismo poema en que lo define como un «coloso negro ante el sol, maravilloso de majestad».

La edad exacta del Momotombo no se conoce, dice en conversación con Prensa Latina el asesor del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, José Armando Saballos-, pero sí que se formó en los últimos 10 mil años.

Según los expertos, la actividad eruptiva más antigua registrada ocurrió aproximadamente en el año 2550 Antes de Nuestra Era y, desde entonces, se contabilizan 28 grandes explosiones, la más reciente en 1905.

En ese año, cuenta el especialista, el volcán derramó un flujo de lava basáltica que recorrió casi cuatro mil 200 metros desde el cráter.

Actualmente, los parámetros que vigilamos, como gases y temperatura, no nos muestran un cambio en la actividad del volcán, pensamos que todavía no debemos preocuparnos por eventos grandes en el coloso, señala Saballos.

La belleza y la historia del cono, que puede ser escalado por los visitantes, se unen a otras iniciativas en el ámbito turístico impulsadas desde la comunidad de Puerto Momotombo, del municipio de La Paz Centro, también incluidas en la Ruta Colonial y de los Volcanes.

El presidente de la Asociación de Fomento al Turismo y Rescate de la Cultura (AFOTUR) León Viejo-Momotombo, Miguel Ángel Narváez, explica que la organización reúne a 19 microempresarios de la comunidad.

Somos una asociación sin fines de lucro, afirma Narváez, quien se refiere igualmente al potencial turístico de la zona, atractiva por las Ruinas de León Viejo, volcanes, lagunas (como la de El Tigre) y el propio lago Xolotlán.

En el grupo se encuentran microempresarios cuyos negocios están relacionados con restaurantes y servicios de alojamiento, así como artesanos, transportistas y personas dedicadas a elaborar platos tradicionales del lugar.

El propósito reside en buscar el desarrollo de la comunidad e impulsar su potencial con el apoyo que el gobierno está facilitando, asegura el titular de AFOTUR.

La asociación se inserta en un proyecto llamado Gestión y Desarrollo Turístico Rural Sostenible en Momotombo, como parte de la Ruta Colonial y de los Volcanes, el cual «encierra un sinnúmero de actividades y beneficios para la comunidad».

A través de la iniciativa, comenta el representante, hemos recibido capacitación en términos de conocimiento sobre el turismo rural y sostenible, el manejo de los negocios, la administración y la contabilidad, además de la preparación de 20 guías.

El proyecto no solo contempla a los miembros de AFOTUR y guías turísticos, sino también una microempresa de mujeres encargada de recolectar residuos sólidos.

Además, se plantea la inclusión de unos 150 estudiantes para campañas de sensibilización en el buen uso de la basura, refiere la guía local Mirtha Treminio.

Esperamos que en el futuro nuestra localidad tenga más dinamismo en turismo, expresa Narváez, al señalar iniciativas en proceso como la construcción de un muelle en el poblado que lo conectaría con el capitalino puerto turístico Salvador Allende, a través del Xolotlán.

Sin embargo, todavía existen retos en varios ámbitos, como la necesidad de construir más albergues para los visitantes, un tema en el que -enfatiza- están trabajando, y el mejoramiento de senderos hacia algunas fincas eco-turísticas.

Los proyectos de la Ruta Colonial y de los Volcanes, ejecutada por el Instituto Nicaragüense de Turismo con apoyo técnico de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo del Gran Ducado de Luxemburgo, son financiados en su gran mayoría por la Unión Europea.

El INTUR trabaja la llamada industria sin humo en una fuerte alianza con entes como las alcaldías, las Cámaras, el Ministerio de la Economía Familiar, los pequeños emprendimientos y la producción agroecológica, según refieren autoridades de la nación. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar