Nicaragua

Rosario: Dos mil 50 viviendas afectadas por lluvias

Las mayores afectaciones fueron en los distritos I y II, en tanto mil 250 personas resultaron damnificadas

Compañera Rosario Murillo
Compañera Rosario Murillo |

Redacción Central |

Dos mil 50 viviendas de 53 barrios de Managua resultaron con afectaciones de leves a severas por el fuerte aguacero de este martes, informó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo.

En transmisión especial a través de los medios, durante la reunión de alcaldes, precisó que los daños son múltiples y en su mayoría se trata de viviendas anegadas.

Apuntó Rosario que las familias que habitan en la costa del Lago en las Casas Para el Pueblo siempre tienen afectaciones y este año fueron peores.

En esta zona 60 núcleos debieron trasladarse a media noche con la Defensa Civil a los almacenes de Telcor porque el agua subió tanto que tuvieron que estar en los techos.

“Ahí estamos tomando medidas para resolver este problema definitivamente. Vamos a tener una asamblea con las familias que ahí habitan para a nombre de nuestro Comandante hacerle una propuesta”, señaló Rosario.

Puntualizó que las mayores afectaciones fueron en los distritos I y II, en tanto mil 250 personas fueron damnificadas en toda la urbe.

La Compañera relató que también en su vivienda, de más de 40 años, el agua siempre colapsa y en esta ocasión “nos tocó tiempo sacar agua y por eso sabíamos cómo estaban en los barrios de Managua las familias viviendo porque aquí en Managua es donde más agua cayó”.

Puntualizó que también casi toda Managua se quedó sin luz, mientras que en otras zonas iba y venía.

También se reportan afectaciones como resultados de la falta de energía en pozos y por ello numerosos barrios estuvieron o están sin agua todavía.

Muchos manjoles fueron afectados y hubo desprendimiento de adoquines en varias calles.

Estamos conscientes de que nuestra ciudad es muy vulnerable, como decíamos anoche creció desordenadamente, subrayó Rosario, al explicar que actualmente la urbe no tienen la capacidad para la cantidad de habitantes que tiene.

Toda esa cantidad de repartos, de asentamientos humanos que se han hecho de manera desordenada tiene su impacto, enfatizó.

Bendijo que tuviéramos lluvias, aunque siempre –explicó– en un país con tanta vulnerabilidad nos traen algún nivel de calamidad.

Rosario indicó -según le comentaba el secretario general de la comuna, Fidel Moreno- que en los años que se lleva atendiendo a las familias de la capital no se habían visto esos niveles de inundación.

En dos horas cayó todo lo que debía haber caído en el mes de mayo, 200.4 milímetros de agua. “Eran de verdad ríos de agua, correntadas de agua, con tumbos… muy fuerte”, indicó Rosario.

Reiteró el llamado a no salir de las viviendas ante una situación de estas y a las personas que ya están circulando en las calles a llegar rápido a donde va y a protegerse.

Informó que igualmente resultó inundado en su totalidad el Hospital Lenín Fonseca. Los familiares de pacientes y los trabajadores ayudaron a evacuar y a sacar agua.

En el Bertha Calderón se registraron daños en los canales, filtraciones de agua, en tanto en el Hospital Alemán Nicaragüense hubo filtración en las paredes e inundación.

En el centro asistencial Manolo Morales se evacuó toda la consulta externa, se inundó la ruta crítica y la mayor afectación fue el ingreso de aguas negras por los servicios sanitarios.

También varias áreas del Hospital La Mascota resultaron dañadas, el José Dolores Fletes tuvo los pabellones inundados y el Centro de Salud Morazán también tuvo inundaciones por canales rebasados.

En Jinotepe igualmente se inundó el Hospital, los canales de desagüe del techo se llenaron y se cayó el cielo raso. “Se va a reparar lo más pronto posible”, indicó Rosario.

Instó al Ministerio de Energía y a la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica a agilizar la restauración del servicio lo más pronto posible en las zonas afectadas, ya que por esta situación hay, en Managua solamente, 15 pozos fuera sin funcionar.

En Ciudad Sandino el abastecimiento de agua está afectado y en Matagalpa hay daños por problemas en la represa Molino Norte. Los compañeros de Enacal han estado trabajando durante toda la madrugada, precisó Rosario, quien hizo nuevamente el llamado al restablecimiento de la energía para el funcionamiento del trabajo, de la vida de la población.

Rosario acentuó que hay que estudiar la experiencia de la situación vivida este martes, la que consideró caótica, pues “por primera vez no pudimos movernos de un lugar a otro por un periodo de tiempo aquí en Managua”.

Insistió en analizar lo ocurrido para organizar el trabajo de la comunidad que es donde está el primer nivel de respuesta para actuar ante cualquier eventualidad.

“Tenemos que capacitarnos más desde el novel de la comunidad, ese es el aprendizaje y ese es el llamado”, subrayó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

también te puede interesar