Nicaragua

A las madres se les honra a diario

En nuestra Nicaragua disímiles programas brindan protagonismo y seguridad en todos los ámbitos a esos seres que solo profesan amor desde que nos traen a este plano de vida

Feliz día de las madres
Feliz día de las madres |

Alejandro Guevara |

En Nicaragua las madres significan algo especial. Acaso su condición de mujer nos inspira a dedicarles no solo un día, sino cada mes de mayo, como recordatorio de la nobleza contenida en esos seres que solo profesan amor desde que nos traen a este plano de vida.

Nuestra rica cultura, con valores ancestrales fuertes, ponen a las madres en un rol fundamental dentro de la sociedad. Y Mayo, el mes de las madres, condensa en sus 31 días acciones de cariño para con ellas, aunque realmente las honramos en cada jornada del almanaque.

Los hechos, hablan por sí solos. Este Gobierno se ha dedicado, desde 2007, a hacerlas protagonistas con programas especiales que brindan salud, educación y relevancia económico-social.

Estos programas han permitido que miles de madres a lo largo y ancho del territorio nacional afiancen sus capacidades al contar con los respaldos necesarios para trabajar de forma más eficiente y con ello sus familias salgan adelante. Así lo recordaba hace unos días la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Como núcleo de la sociedad, las madres hoy cuentan con un apoyo irrestricto desde el Ministerio de la Familia, las Comisarías de la Mujer, las Consejerías Familiares, la Corte Suprema de Justicia y otras entidades que han devuelto protagonismo al restituir sus derechos como mujeres.

Honrar a las madres todos los días, a juicio de Rosario, es trabajar “en valores de familia, de comunidad, en cristianismo, socialismo y solidaridad para ser mejores, sentirnos mejor, vivir en cariño, vivir honrándonos unos a otros en respeto y tener la capacidad de diálogo, de tolerancia, de entendimiento que tenemos las madres”.

Y es que nuestras madres son un tesoro que debemos admirar e imitar.

Por eso ha sido fundamental la incorporación de la mujer a la vida económica, política y social de la nación, muchas de ellas madres.

Así, solo para la consecución del milagro de la vida se han invertido cuantiosos recursos. En 2006, la tasa de mortalidad infantil de nuestro país era de 92,8 por cada mil nacidos vivos. Hoy esta se encuentra en 38,9 por cada mil nacidos vivos, según datos de 2014, una reducción halagüeña que muestra los avances en el sector de la salud.

Otro dato que demuestra el protagonismo brindado a las madres nicaragüenses por este Gobierno reside en que desde 2007 se han entregado unas 80 mil viviendas a familias necesitadas, siendo mujeres el 57 por ciento de las beneficiadas.

Hoy, más de 61 mil 700 mujeres, muchas de ellas madres jóvenes, asisten a centros de educación superior en nuestro país, un resultado de los esfuerzos gubernamentales por elevar nuestras capacidades.

Según Nubia Vargas, directora del área de Economía Familiar en el ministerio homónimo, con los programas Bono Productivo Alimentario y Patio Saludable el rostro de la mujer campesina también ha cambiado.

“Hemos avanzado desde nuestro Gobierno. Vivimos 16 años estancados con el neoliberalismo, pero ahora este es el único Gobierno en el que las mujeres hemos salido adelante, somos el sexto país en el mundo donde las mujeres están en posiciones de poder, de liderazgo y toma de decisiones”, recalcó Vargas.

Solo el programa Bono Productivo Alimentario, detalló la funcionaria, desde 2007 se ha entregado a 125 mil familias, en las cuales las madres son las principales beneficiadas.

“Esto es parte de la política del Gobierno para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición de las familias. Este programa se transforma en una herramienta para que las familias protagonistas salgan adelante”, aseguró Vargas.

Este año el Bono Productivo Alimentario espera llegar a casi 12 mil familias, y hasta 2020 se espera haber entregado otros 100 mil.

No pocas organizaciones internacionales han reconocido esta labor del Ejecutivo en pos de las madres nicaragüenses.

Recientemente un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) destacó el rol desempeñado por nuestras mujeres en la economía nacional, al convertirse en empresarias y productoras y con su labor contribuir con el crecimiento.

De acuerdo con el estudio de la OIT en Nicaragua el 22 por ciento de sus mujeres son dueñas de negocios, lo que sitúa a nuestro país como uno de los que presenta el mayor porcentaje de empresas con una fémina entre sus principales propietarios entre toda América Latina.

El informe elaborado por la OIT también precisa que el 32,3 por ciento de las empresas que operan en Nicaragua tienen a una mujer en un puesto gerencial, al tiempo que se potencializan las condiciones para que esa cifra sea aún más elevada.

También nuestras madres ocupan cargos políticos de alta relevancia. Ahí tenemos, por ejemplo, su tradición como parlamentarias, y el empoderamiento efectivo brindado en las elecciones municipales donde la ley estipula un 50 por ciento de candidatos en uno y otro sexo, contribuyendo con la igualdad de género.

De igual manera son miles las madres que cada mes se benefician con los Paquetes Alimentarios Solidarios, y ninguna queda en el olvido, pues un especial agasajo reciben aquellas que dieron vida a nuestros Héroes y Mártires.

Desde el sector de la salud se realizan innumerables jornadas hasta en el rincón más intrincado de esta tierra de Lagos y Volcanes, con lo que hoy muchas madres tienen asegurada una atención que les fue negada en los 16 oscuros años de gobiernos neoliberales.

Incluso, se han abierto casi dos centenares de casas maternas para brindar una atención especial desde el momento de la concepción y hacer un seguimiento que se entronca con el programa Amor para los m@s chiquit@s. Este último amplió sus horizontes con otra iniciativa de amor: los Centros de Desarrollo Infantil, donde hoy decenas de miles de madres depositan su confianza mientras buscan el sustento de sus hogares con trabajos dignos.

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la Compañera Rosario, han reiterado en no pocas ocasiones que hoy las mujeres ocupan un lugar fundamental dentro de nuestra sociedad. Acaso usted coincidirá conmigo que sus palabras están respaldadas por acciones diarias, como las analizadas en estas líneas. Son esas acciones las que hacen ver cómo toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz… y en el corazón de nuestras madres.

también te puede interesar