Nicaragua

FAO saluda adhesión de Nicaragua a Mesoamérica sin Hambre

Este programa busca avanzar en la erradicación del hambre con políticas internacionales de cooperación

Gobierno garantizan merienda escolar para más de un millón de alumnos
Gobierno garantizan merienda escolar para más de un millón de alumnos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), saludó este miércoles la adhesión de Nicaragua al programa Mesoamérica sin Hambre, el cual fue presentado a inicios de este mes.

Esta iniciativa busca avanzar en la erradicación del hambre en los países de dicha región con políticas internacionales de cooperación, explicó el organismo internacional.

Para una primera fase de Mesoamérica sin Hambre en el país se implementará durante cinco años un programa de calidad para las semillas destinadas a la agricultura familiar. El mismo será conducido por los institutos de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), con el apoyo de la FAO.

Yelda Barreto, Oficial de programas de la FAO en Nicaragua, destacó las políticas desarrolladas por el Gobierno Sandinista para el apoyo del sector agropecuario y forestal, lo que ha llevado a ser una de las naciones que más avanza en la erradicación del hambre entre toda la región latinoamericana y caribeña durante los últimos 20 años.

“Nicaragua implementa desde 2007 su programa Hambre Cero, y el trabajo de cooperación que realiza en el marco de Mesoamérica sin Hambre es un ejemplo más de la importancia política que el Gobierno le otorga a lograr que todos los nicaragüenses satisfagan su derecho a la alimentación”, explicó Barreto.

Actualmente Mesoamérica sin Hambre es impulsado además en Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá y República Dominicana. La FAO reconoció además el aporte brindado por la agencia de cooperación internacional de México en este esfuerzo.

El proyecto nacional, bajo el nombre “Semillas criollas y acriolladas”, permite a la FAO acompañar las labores del Gobierno para reforzar el banco nacional de germoplasma, desarrollar procesos de fito mejoramiento participativo e implementar bancos comunitarios de semilla.

Nicaragua gesta actualmente una nueva Ley de Semillas, destinada a proteger y reconocer el esfuerzo realizado por las familias productoras durante cientos de años en pro de este preciado recurso.

también te puede interesar