Nicaragua

Nicaragua con salto de canguro: Gran Canal Interoceánico

Entrevista del reconocido periodista Fausto Triana al secretario para políticas públicas de la Presidencia de Nicaragua, Paul Oquist

Gran Canal Interoceánico
|

Redacción Central |

El reconocido periodista Fausto Triana, corresponsal jefe en Chile de la agencia latinoamericana de noticias Prensa Latina, realizó una entrevista al secretario para políticas públicas de la Presidencia de Nicaragua, Paul Oquist, sobre el Megaproyecto del Gran Canal Interoceánico. A continuación reproducimos las declaraciones:

Santiago de Chile (PL) Los megaproyectos siempre enfrentan dudas, escepticismo y detractores, pero si alguna vez los autores de obras monumentales de la humanidad hubiesen vacilado, sería difícil soñar ahora con el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua.

No tendríamos, de acuerdo con los fatalistas, a la Muralla China, la Torre Eiffel, el Cristo de Corcovado, la Estatua de la Libertad, los Moais de la Isla de Pascua o la Basílica de San Pedro del Vaticano en Roma.

El ministro Secretario de la Presidencia para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist, es uno de los principales responsables de difundir con lujo de detalles los entramados de una iniciativa de largo alcance para el comercio mundial.

Sabe del tema punto por punto y no escatima palabras ni rehúsa preguntas, como demostró en una conferencia magistral en Chile y también en una entrevista exclusiva con Prensa Latina.

-Rara vez ha ocurrido que un país tenga un proyecto que tan claramente se sepa que va a desarrollarlo; dejará importantes infraestructuras adicionales como dos puertos y un aeropuerto, y proporcionará cientos de miles de trabajos.

La introducción del diálogo había ocurrido un día antes en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), donde relató los pormenores de un proyecto que busca el salto de canguro de Nicaragua hacia el desarrollo.

Una historia que se remonta a los tiempos de Hernán Cortés en 1524, cuando por primera vez habló de la conveniencia de una vía que conectara al Pacífico con el mar Caribe, de acuerdo con el doctor Oquist.

El elemento focal que genera interrogantes apunta al financiamiento del canal y de esta forma comienza la conversación con Prensa Latina.

-Nosotros íbamos a salir a buscar el financiamiento con la idea de quedarnos con el 51 por ciento de las acciones y ofrecer al capital extranjero un 49 por ciento. No iba a resultar. Fue entonces cuando cambiamos a la concesión.

-Crea un clima de seguridad y estabilidad. Es como un leasing en 50 años renovables a otros 50 años (…) y la obra se va a construir con transferencia progresiva.

-HKND, la compañía china que lidera el proyecto, ha demostrado mucha seriedad hasta el momento y se ha comprometido a financiar los estudios de factibilidad, que suman 900 millones de dólares, según Financial Times e involucra a varias firmas internacionales.

CERTEZAS Y AMBICIONES

El ministro Oquist plantea un escenario en el cual están las certezas y las ambiciones de la nación centroamericana.

-Pensamos que HKND está asumiendo una tremenda responsabilidad y acepta movilizar fondos por más de 50 mil millones de dólares, que es lo que debe costar el proyecto.

-Se dará un evento crítico, cuando el primer cliente, el primer barco pague y a partir de ahí estarán los plazos que beneficiarán continuamente a Nicaragua.

Sin embargo, subsiste el tema de la confiabilidad de la firma HKND y las perspectivas de obtener esos dineros, le comento.

-Ante dudas y escepticismo hay dos respuestas contundentes. Cuando la obra comience y avance sistemáticamente, ya empezará a desvanecerse la crítica y, luego, cuando el canal sea algo más tangible y la obra entre en su recta final.

-HKND, reitero, nos ha mostrado seriedad en su accionar y además, es su compromiso el que se mantiene para lograr el financiamiento del plan. Creemos que se van a sumar países como Estados Unidos, Australia, de Asia y de Europa.

PERSPECTIVAS E ILUSIONES

Paul Oquist expresa su tranquilidad en el programa a partir de una serie de aspectos con concitan la atención internacional y los comentarios favorables. Junto a esto, descuellan los argumentos de lo que se considera un proyecto-país.

-La estabilidad macroeconómica del país centroamericano, los mil 400 millones de inversión extranjera y la inflación en un dígito, son asuntos positivos.

-Asimismo, la estabilidad fiscal, las reservas mayores de su historia, reducción del desempleo, de la pobreza y la desigualdad, gratuidad en salud y educación, seguridad y baja criminalidad.

-Estos y otros elementos revelan la voluntad de nuestro Gobierno de eliminar a corto plazo la pobreza extrema; elevar la productividad; ampliar y transformar la matriz energética y dar un salto en comunicaciones, comentó.

-Sin embargo, para hacer realidad estas metas, adaptarse a los cambios climáticos y del ecosistema, necesitamos crecer un 10 por ciento anual, por lo cual pensamos estratégicamente en aprovechar nuestra posición geográfica.

-Los recursos hídricos de Nicaragua abren las puertas a la construcción del Gran Canal Interoceánico y el Centro Logístico Multimodal Regional y Mundial, con una zona de libre comercio.

¿Atractivos y recelos eventuales de Panamá con su canal?

Paul Oquist

Paul Oquist

-El sector petrolero recibiría un 30 por ciento de descuento, de Asia del crudo o los derivados que trae de las Américas, también de la soja y el hierro, lo cual significaría un notable ahorro. Por ejemplo, Brasil, Venezuela y Argentina ahorrarían dos mil millones anuales y muchas empresas pueden reducir costos.

-Nicaragua siempre va a tener el control del proyecto y del canal, que es un tema de Estado. Contamos con el 80 por ciento de aprobación según encuestas independientes, y el Frente  Sandinista cuenta con el espaldarazo del 58 por ciento de la población.

-Junto con opiniones especializadas, por ejemplo en Estados Unidos, la subsecretaria de Estado para Asuntos Hemisféricos, Roberta Jacobson, y el vicesecretario adjunto de comercio, Walter Bastian, valoraron de forma muy positiva el Gran Canal de Nicaragua.

-Algo relevante es notar que EE. UU. va a convertirse en uno de los principales exportadores de petróleo y gas del orbe, y pudiera beneficiarse de nuestro canal.

De acuerdo con los estudios realizados, el canal de Nicaragua sería complementario con el Panamá, pues podrán transitar buques de 25 mil TEU (del término en inglés que significa unidad equivalente a 20 pies cúbicos) sin ninguna dificultad.

¿Complementarios los canales de Panamá y Nicaragua?

-La obra será complementaria y va a dinamizar el comercio porque permitirá el paso de buques de hasta 23 mil contenedores, mientras con la ampliación del Canal de Panamá se prevé que podrán pasar de hasta 14 mil contenedores.

-Son realidades incontestables, cada vía tendrá sus accesos y el aspecto de la competencia entonces quedará en el plano de lo secundario…

¿Hoja de ruta?

-Primero la conclusión de los estudios de factibilidad y lo segundo la compra del 100 por ciento de la ruta del canal, de 275 kilómetros de extensión. En añadido, la aprobación definitiva de la Comisión del Gobierno al proyecto.

-El 22 de diciembre comenzamos la construcción de los caminos de acceso para las maquinarias pesadas. Avanzaremos en todo lo que nos sea posible hacer.

Se espera pueda dar empleo a 50 mil personas, quizás más pensando en una zona especial de comercio, aunque la mayor preocupación de Oquist se enfoca en la capacitación de los nicaragüenses.

Requerirá de gente calificada y ahí tiene que estar el empeño de los nicaragüenses, acotó.

¿Gran Canal, gran sueño?

-Nuestro anhelo es acabar con la pobreza extrema, erradicar poco a poco el subempleo y dotar de más puestos de trabajo a la población. También esperamos el retorno al país de los nicas que viven en el exterior. En resumen esperamos un efecto multiplicador.

también te puede interesar