Nicaragua

Emprendedurismo estimula a estudiantes a ser creativos

Se trata de incitar a los estudiantes a ser creativos con proyectos que beneficien algún área social

Formación técnica de jóvenes
Formación técnica de jóvenes |

Redacción Central |

Uno de los propósitos actuales de las casas de altos estudios es introducir en los programas docentes el emprendedurismo, a fin de que sus estudiantes aprovechen los conocimientos que adquieren en la creación de proyectos electrónicos e informáticos destinados a contribuir al desarrollo de la sociedad.

El concepto de emprendedurismo no tiene una definición establecida, lo que genera dudas en la mayoría de los casos, pero según las autoridades docentes se trata de estimular a los estudiantes a ser creativos con proyectos que beneficien algún área social.

Por ese motivo, centros docentes como la Universidad Nacional de Ingenierías (UNI) impulsan -como parte de su proceso de actualización curricular- la implementación de dos componentes formativos: el  emprendedurismo y la extensión social.

Según Alejandro Alberto Méndez Talavera, docente de la carrera de Ingeniería Electrónica, “la idea es que estos componentes sean integrados en el curriculum para que los estudiantes sientan el deseo de trascender los muros de la universidad”.

La iniciativa ha motivado a los universitarios, quienes han creado proyectos para dar respuesta a algunas demandas sociales como un selector automático de frutas, un sistema electrónico para el monitoreo del flujo vehicular y control de semáforos inteligentes.

En opinión de Yoni Flores, profesor de la carrera de Ingeniería en Computación, el asunto es darles a los alumnos a través del currículo docente las armas para crear, pero “los estudiantes deben ser los artífices de sus propios proyectos”.

Una de las dificultades escolares en el tema del emprendedurismo es que los programas en la secundaria no desarrollan el deseo de emprender en los estudiantes, por eso “cuando llegan a la universidad no generan ideas innovadoras” y el tema requiere atención, manifestó el profesor de la UNI.

Sin embargo, agregó Flores, con esas iniciativas que se van incorporando a los programas docentes y la importancia que va alcanzando la preparación adecuada para generar respuestas a las demandas sociales, ya contamos con numerosos proyectos.

Al respecto, citó el proyecto de Joseling Sánchez y Mario García, estudiantes de cuarto año de Ingeniería Electrónica, quienes al observar el dilatado proceso de recolección de frutas, decidieron elaborar el citado selector automático.

La intención de los estudiantes es que el recolector tenga la capacidad de distinguir las frutas maduras de las verdes y que en determinados casos, como en el del café cortado, ayude a elevar la producción.

Por otra parte, desataca el proyecto de Javier Pérez y otros compañeros, quienes al observar que en la comunidad de Momotombo, en León Viejo, la población padece infección en los riñones porque el agua tiene una cantidad incorrecta de cloro, diseñaron un sistema de control automático.

De acuerdo con Pérez, su proyecto consiste en que a través del controlador se regule la cantidad de cloro para que las personas consuman el agua purificada como indican los estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

Asimismo Marvin Vallecillo, estudiante de cuarto año de Ingeniería Electrónica, al ver las largas filas de los pacientes en un hospital para recibir masajes, inició un proyecto para crear un sistema electrónico para masajes terapéuticos que cuando concluya deberá ser aprobado por especialistas en fisioterapia, antes de su salida al mercado.

Entre los emprendedores se halla el grupo de Juan David, Elizabeth Alemán y Rodrigo González, que idearon un sistema electrónico para el monitoreo del flujo vehicular y control de semáforos inteligentes.

Esta también el equipo de Kevin Blandón y Kelvin Ramírez, creadores de un tablero electrónico para anunciar los cambios y la cantidad de tiempo extra en un partido de fútbol y que presentarán a la Federación Nicaragüense de la disciplina (Fenifut).

Existen otros ejemplos del emprendedurismo, entre los que no debemos olvidar a Luis Carlos Flores Baltodano, estudiante de segundo año de Ingeniería en Computación, creador de una aplicación que permite conocer el récord policial de una persona a través del reconocimiento facial.

también te puede interesar