Nicaragua

Presidente Daniel: ¿Cómo puede uno olvidar la historia?

Nicaragua en total solidaridad con las luchas de Venezuela, Puerto Rico y Cuba. Llama Daniel al diálogo y expone preocupaciones sobre el uso del gas para la generación de energía

Redacción Central |

La necesidad de dialogar para encontrar una solución a las diferencias de nuestros pueblos y la total solidaridad con las luchas que viven en estos tiempos Venezuela, Cuba y Puerto Rico, fueron destacadas este sábado por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, al intervenir en la VII Cumbre de las Américas.

En el concierto de las 35 naciones del continente celebrado en Panamá, el Comandante se refirió además a un tema medular como la generación de energía, el que consideró cercenado por los recientes acontecimientos políticos del continente tras la agresión de Estados Unidos con su decreto ejecutivo en contra de Venezuela.

Al comenzar sus palabras Daniel recordó que durante la reunión del Sistema de la Integración Centroamericana, celebrada este viernes, comentó al presidente Juan Carlos Varela sobre una frase del general Omar Torrijos, a quien le preguntaron sobre quería entrar a la historia, y este respondió que a través del Canal de su país.

Ahí está el Canal en manos del pueblo panameño que tantas vidas costó, aseguró el Presidente. Finalmente se impuso el diálogo entre Torrijos y el presidente (Jimmy) Carter, quienes encontraron la forma de que llegara a manos del pueblo panameño.

El comentario antecedió al justo reclamo que hizo el mandatario acerca de la independencia de Puerto Rico. Daniel recordó que en la Cumbre de Trinidad y Tobago (2006) le manifestó a Obama que en esa ocasión había dos grandes ausentes: Cuba y Puerto Rico. “Ya está Cuba. Falta Puerto Rico. Son las dos alas de un mismo pájaro Cuba y Puerto Rico”, aseguró.

El Comandante dijo que en esta ocasión le acompañaba como parte de la delegación nicaragüense el presidente del Partido Independentista de Puerto Rico, Rubén Berríos, a quien nombrase Asesor para Asuntos Internacionales y de Descolonización. Desde 1898, Puerto Rico tiene un estatus colonial, por eso en la Celac hemos recogido esta situación y está instalado en el Comité de Descolonización de la ONU.

Al respecto, reflexionó sobre el derecho legítimo de Puerto Rico a ser independiente, el cual le comentó a Barack Obama, quien le dijo estaba abierto al diálogo, lo cual calificó de bueno. Reveló que el presidente norteamericano coincidió con Berríos en la noche del viernes, y este le manifestó estar dispuesto a conversar, algo también positivo.

Es necesario que conversen con los independentistas de Puerto Rico, no con las autoridades de ese país que no representan al pueblo. Es hoy una nación con derechos restringidos, subrayó.

Al llegar a esta Cumbre hemos encontrado denuncias de detenciones, dijo, y no podemos olvidarnos de que hay un detenido político, Oscar López Rivera, que tiene 34 años de estar en prisión en Estados Unidos.

Desde esta tribuna queremos plantear una vez más que liberen a Oscar López Rivera, recalcó.

Los yanquis no cambian

Sobre la intervención de Obama en la Cumbre, Daniel dijo que el presidente habló de la historia y recordó la lucha por los derechos civiles que encabezó Martin Luther King, y fue incluso al sitio donde fueron asesinados los luchadores de esos derechos contra el racismo.

También fustigó la política expansionista de Estados Unidos, que hizo a Nicaragua tener un presidente yanqui en el siglo XIX en su afán por el control de nuestras costas. William Walker, explicó, decretó la esclavitud de Nicaragua. Finalmente fue derrotado gracias a la unidad de los centroamericanos, quienes se dieron cuenta del expansionismo norteamericano.

¿Cómo puede uno olvidar la historia? El antiimperialismo en Nicaragua no nace con el conflicto este-oeste (la Guerra Fría), si cuando no existía la Unión Soviética o la Revolución de Octubre ya estaban los yanquis en nuestro país.

Repasó además la llegada de las tropas norteamericanas a nuestro país en 1902. En Nicaragua no es un problema ideológico el antiimperialismo, fueron ellos los que llegaron a nuestro país.

Por eso cuando vemos una nota que dice que Venezuela es una amenaza para Estados Unidos, uno regresa a la historia y dice: los yanquis no cambian. Por un lado un gesto con Cuba, que es un gesto con América Latina y el mundo, los que hemos luchado por levantar el bloqueo, pero por el otro un golpe contra Venezuela, que es también un golpe contra nosotros.

En Venezuela no hay proyectos militares, todos son sociales. Estados Unidos debería competir con Venezuela en el campo social, para contribuir como lo hace sin condiciones el pueblo bolivariano gracias a la iniciativa de Chávez y Fidel, y ahora Nicolás le ha dado continuidad.

Estados Unidos es un Imperio, aseveró el Presidente. ¿Por qué? Por el traslado del Imperio británico a tierras norteamericanas que le pertenecían a los pueblos originarios, los que fueron exterminados. El Imperio británico era el país más desarrollado de la época y trasladó todo ese conocimiento, esa tecnología y esa ciencia, que hizo nacer el Imperio norteamericano.

Mientras en estas tierras nacía una nueva cultura, al norte de Nuestramérica se trasladó el Imperio británico con todo su poderío, afirmó.

Pareciera que los tiempos no han cambiado, que bueno todo lo que hace el presidente Obama hoy, pero en qué condiciones gobierna y hasta dónde puede tomar decisiones en Estados Unidos, se preguntó.

Podríamos pensar que estas acciones de Obama forman parte de un plan: vamos a distender las relaciones con Cuba, pero vamos ahora contra Venezuela porque no es democrática a pesar de todas las elecciones que ha celebrado, ironizó Daniel.

Ahora es el “diablo” Venezuela, agregó, porque está llevando solidaridad a toda Nuestramérica. Tenemos derecho a pensar que es un plan orquestado. Luego el Gobierno de Estados Unidos ha manifestado que no quiere decir lo que dice el decreto, en una nueva interpretación. Si se trata de quitar visas y prohibir cuentas a ciudadanos venezolanos, eso lo pueden hacer todos los días sin necesidad de decretos, puntualizó.

La Cumbre era para hablar de equidad, educación, salud, pero de pronto nos cae esta “bomba” contra Venezuela, refirió Daniel. El interés de nuestros pueblos no está centrado hoy en los temas de la Cumbre por la brecha abierta por Estados Unidos contra Venezuela.

El decreto contra Venezuela es inadmisible, subrayó, al tiempo que consideró difícil que Estados Unidos vaya a derogar el mismo. Pasaron 50 años para que llegaran a comenzar a normalizar relaciones con Cuba, pero hay mucha resistencia dentro de Estados Unidos para que el presidente Obama pueda operar y tomar decisiones. En este sentido, confió que en el presidente norteamericano logre persuadir al Congreso para que el bloqueo se levante antes que deje la Casa Blanca.

Energía con gas, una preocupación

Por otro lado, afirmó Daniel que Nicaragua está preocupada con el tema del uso del gas para generar energía, ya que tal y como se está proyectando, choca con la cultura a favor del medioambiente para el uso de energías renovables. El gas no es renovable, acotó.

Si queremos enfrentar el calentamiento global hay que incorporar los recursos renovables para la generación de energía. En Nicaragua hemos crecido en recursos renovables, comentó. Más del 60 por ciento de la energía se genera con recursos renovables en Nicaragua, y hoy hay una avalancha de inversionistas dispuestos a llevar más proyectos de este tipo, pero los hemos detenido por la caída del precio del petróleo, ya que es mucho más barato hoy generar con fuel oil que con recursos renovables, abundó.

Son situaciones complejas porque todos queremos energía barata. Existe la posibilidad de desarrollar gaseoductos desde Canadá y Estados Unidos hacia Centroamérica, pero quién invertirá o subsidiará la energía renovable, cuestionó para luego mencionar que en nuestro país ya se subsidia este tipo de energía. Este punto lo llevaremos a los diferentes foros para poder racionalizar la introducción del gas en Centroamérica.

Estos eran temas importantes para abordar acá, pero los acontecimientos en Venezuela no nos dejaron abordarlo, reiteró. ¿Quién provoca? ¿Quién hace daño a esta Cumbre? ¿Por qué no tiene declaración final? Estados Unidos, acotó.

El 97 por ciento de la declaración final propuesta tenía un consenso, pero hay un tres por ciento que no se acordó por el tema del decreto de Estados Unidos, explicó Daniel.

El diálogo es lo único que nos queda en ese campo, aseveró al referirse al respaldo a la causa de la paz en Colombia, la lucha argentina por las Islas Malvinas y la devolución de la base naval de Guantánamo a Cuba.

Daniel vino a Panamá junto a la Compañera Rosario Murillo,  Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

también te puede interesar