Nicaragua

Joven muralista garífuna usa arte para prevenir VIH-Sida

El intercambio con docentes y artistas le dieron la experiencia necesaria para comprender su interés por el trabajo social

Proyecto Muralismo Bluefields (RAAS)
Proyecto Muralismo Bluefields (RAAS) |

Redacción Central |

La promoción de la actividad plástica en la zona costera de  Bluefields contribuyó a que el joven de la etnia garífuna Michael Hammond Sambola cambiara el gusto que tenía desde pequeño por las danzas tradicionales de sus ancestros, por la pintura, arte que le sirve para enviar mensajes sobre el peligro del VIH-Sida.

Hammond, aunque vinculado a la danza se acercó a la pintura a los nueve años, a través de la convocatoria para participar en un taller de pintura para niños, un espacio de expresión artística impulsado por la Campaña Costeña contra el VIH-Sida.

Ese espacio creativo en el que estuvo hasta alrededor de los 14 años le permitió aprender varias técnicas de pintura y descubrió un mundo maravilloso y lo que se podía hacer mediante el arte en beneficio social.

En el taller se convirtió en promotor, colaboró en la formación de niños y adolescentes a quienes enseñaba a utilizar ese arte como medio de enviar mensajes para evitar el VIH y daba clases de pintura a un grupo de cuarenta jóvenes.

Su formación artística continuó en Estelí con Funarte donde amplió el conocimiento sobre pintura, aprendió la técnica del sistema de cuadrículas para la reproducción del dibujo a escalas.

El aprendizaje artístico lo continuó en el Taller de Pintura convocado por Espira/La Espora para el que se escogerían a jóvenes de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, y Michael, aunque no conocía de internet ni de computación, fue el primer costeño en estar en esa beca.

Durante el tiempo que fue alumno del Taller participó en la exposición PECA (Pintura Emergente Centro Americana) con una obra titulada “From the past to the present”, que él considera, “tiene una gran carga histórica, al dar a conocer el pasado y presente de nuestra comunidad”.

Tomó parte en otras exposiciones y actividades en las que intercambiaba con docentes y con lo que acumuló la experiencia necesaria que lo ayudó a comprender que no deseaba dedicarse al arte, sino utilizarlo como una herramienta para el trabajo social.

A partir de ese momento siguió empleando las expresiones artísticas, para transmitir obras educativas a jóvenes de su misma edad y a promover en Bluefields mensajes sociales por medio de murales en diferentes partes de la ciudad.

Michael Hammond junto a otros jóvenes de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) le da vida a un movimiento de muralistas cuyo objetivo es promocionar mediante sus obras la vida, cultura e historia de esa comunidad.

también te puede interesar