Nicaragua

Calma cerca del volcán San Cristóbal

Las cenizas llegaron hasta la carretera Chinandega - El Guasaule y parte de la comunidad La Grecia No. 4

Volcán San Cristobal
Volcán San Cristóbal, de Chinandega |

Redacción Central |

Las poblaciones que habitan en regiones cercanas al volcán San Cristóbal, en Chinandega, retornan a la normalidad tras las dos explosiones registradas este jueves con emisión de gases y cenizas.

El jefe de Defensa Civil de la Segunda Región, Mayor Carlos Cáceres, informó que la emanación de materiales desde el interior de la montaña no representó mayores daños y que luego de 20 minutos la situación en las comunidades aledañas era normal.

Aunque los movimientos del coloso de más de mil metros de altura son casi cotidianos, los habitantes de la región no bajan la guardia y se mantienen atentos a las orientaciones de las instituciones pertinentes para afrontar este tipo de eventos.

Uno de los pobladores de La Grecia No. 4, comunidad hasta donde llegaron cenizas, señaló que como ha habido sismos no dejan de tomar medidas y aseguró que están preparados con el Comité de Prevención de la Comunidad.

Llevamos a los niños dentro de la casa, tapamos el agua por precaución, siempre estamos alerta en eso y mantenemos la calma, detalló.

Tras conocerse la actividad en la montaña chinandegana, inmediatamente se movilizaron para atender la situación el Sistema local de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, así como el Gabinete de la Familia, Comunidad y Vida y Consejo de Desarrollo Humano.

Según explicaron las autoridades por efecto del viento los materiales que expulsó el San Cristóbal, nuestro mayor volcán, fueron desviados al noroeste y cubrieron la carretera Chinandega – El Guasaule y parte de la citada comunidad.

Primero se puso oscuro, recordaron los pobladores de La Grecia No. 4,  pero de repente comenzó a caer cenizas y nosotros lo que hicimos fue cubrirnos la cabeza y meternos a la casa para protegernos.

Las autoridades recomiendan ante estos eventos proteger los alimentos y el agua, animales domésticos y su agua y comida, seguir atentamente las orientaciones y mantener a mano documentos de importancia.

En febrero pasado el San Cristóbal registró actividad como resultado de un proceso natural de gasificación. En esa ocasión no se reportaron daños materiales ni humanos.

también te puede interesar