Nicaragua

Nicaragua reitera compromiso con la paz (+Texto)

La representante permanente de nuestro país ante la ONU expresó el rechazo del Gobierno Sandinista a cualquier acción que atente contra la paz y seguridad internacionales

María Rubiales de Chamorro, viceministra de Relaciones Exteriores
María Rubiales de Chamorro |

Redacción Central |

La representante permanente de Nicaragua ante la ONU, María Rubiales de Chamorro, reiteró el rechazo y condena de nuestro país a todas las acciones dirigidas a socavar la paz y seguridad.

“Como son cambios de regímenes, rompimientos del Orden Constitucional, incitación a la violencia, uso de la fuerza, golpes de Estado para derrocar gobiernos legítimos, en resumen a cualquier acción que atente contra la paz y seguridad internacionales”, afirmó en su intervención ante el debate abierto del Consejo de Seguridad de la ONU.

Rubiales de Chamorro insistió en que ningún país miembro de la Organización puede arrogarse el derecho de usar o amenazar con el uso de la fuerza en las Relaciones Internacionales.

“No nos cansaremos de reiterar que los conflictos se resuelven a través del diálogo y la negociación política, y Naciones Unidas, en base a su razón de ser y a su Carta, debe asumir su responsabilidad histórica y ser el principal organismo en promover y garantizar la paz mundial y rechazar las políticas belicistas, la guerra y la confrontación”, aseguró.

Advirtió en el debate abierto sobre el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, que continúan las políticas subversivas, agresivas y de intentos de golpes de Estado en contra de algunos países de nuestra región, como es el caso de Venezuela.

La representante de Nicaragua ante la ONU también saludó el inicio de las conversaciones Cuba y Estados Unidos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas, las cuales, afirmó, deben de llevar al levantamiento inmediato del inhumano y criminal bloqueo y otros actos agresivos en contra de este hermano pueblo.

“En Nuestramérica, zona de paz, seguiremos luchando hasta erradicar el colonialismo, en particular en nuestro Caribe, incluyendo Puerto Rico y poner fin a la ocupación de las Islas Malvinas. Las potencias ocupantes deben cesar estas políticas que amenazan la paz de nuestra región”, puntualizó.

En el foro del Consejo de Seguridad del máximo organismo internacional este lunes participaron representantes de más de 80 países, incluida una docena de ministros y viceministros de Relaciones Exteriores, con el objetivo de ratificar su fuerte compromiso con los propósitos y principios de la Carta de la ONU.

A continuación el discurso íntegro de María Rubiales de Chamorro:

Señor Presidente,
Feliz Año Nuevo Chino de la Cabra!!

Agradecemos la convocatoria a este importante debate sobre el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad: oportunidad que nos permite reflexionar en la Historia, y reafirmar la necesidad del compromiso de los Estados miembros de esta Organización con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas en su 70 aniversario.

La evolución de los acontecimientos mundiales sólo ha venido a confirmar nuestros temores más profundos, de que nos encontramos en un límite crítico para la civilización, y que la paz y la seguridad de los Estados se encuentra en riesgo permanente.

Es necesario borrar de nuestras mentes y nuestros corazones los sentimientos y la cultura por la guerra, la violencia, la injerencia y la intervención y sustituirlas por una mentalidad y una cultura de Paz y bienestar para todos y un verdadero compromiso con la paz y seguridad Internacionales.

Señor Presidente,

Destacamos la importancia de comprometernos y fortalecer el Mantenimiento de la Paz y Seguridad, sobre todo, en este momento tan peligroso que vive nuestro mundo. Ningún país miembro de esta Organización puede arrogarse el Derecho de usar o amenazar con el uso de la fuerza en las Relaciones Internacionales. Las Políticas Excepcionalistas de las que muchos hemos sido víctimas en los últimos años, deben cesar, ya que solo atizan más los conflictos y ponen en riesgo la Paz y Seguridad de los pueblos.

No nos cansaremos de reiterar que los conflictos se resuelven a través del Diálogo y la Negociación Política, y Naciones Unidas, en base a su razón de ser y a su Carta, debe asumir su responsabilidad histórica y ser el principal Organismo en promover y garantizar la Paz Mundial y rechazar las Políticas belicistas, la guerra y la confrontación.

Ante los retos que enfrentamos, se hace cada día más imperativo una reforma profunda de NNUU donde todos participemos y todos seamos escuchados y tengamos poder de decisión sobre todos los aspectos que afectan los intereses de nuestros pueblos y por ende de La Paz Mundial y la Humanidad.

Señor Presidente,

Nicaragua como posición de principios expresa su rechazo y condena todas las acciones dirigidas a socavar La Paz y la Seguridad como son cambios de regímenes, rompimientos del Orden Constitucional, incitación a la violencia, uso de la fuerza, Golpes de Estado para derrocar Gobiernos Legítimos, en resumen a cualquier acción que atente contra La Paz y Seguridad Internacionales.

Nuestra política va en la misma dirección de lo que la nota conceptual para este debate ha afirmado, que cuando hemos aplicado los principios de la Carta, la humanidad y la paz han sido beneficiadas y en cambio cuando se actúa en violación a la Carta, ponemos en riesgo a ambas.

Señor Presidente,

Recientemente los 33 países de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños han Proclamado nuestra región como zona de paz y con esto han asumido, como lo expresan nuestros jefes de Estados y de Gobierno y citó: “el compromiso permanente con la solución pacífica de controversias, con el propósito de desterrar para siempre el uso de y la amenaza de la fuerza en la región”.

Sin embargo continúan las políticas subversivas, agresivas y de intentos de golpes de estado en contra de algunos países de nuestra región, como es el caso, en contra de nuestra hermana República Bolivariana de Venezuela, donde se han desarrollado planes cuyo objetivo ha sido el Golpe de Estado y el Asesinato del Presidente Nicolás Maduro. En la última Cumbre de la CELAC, nuestros mandatarios han expresado su preocupación por las agresiones e intentos de golpe de estado en contra de la República Bolivariana de Venezuela. Hechos condenables que no contribuyen en nada al mantenimiento de La Paz y la Seguridad.

Asimismo, damos la bienvenida al inicio de las conversaciones entre la Hermana República de Cuba y los Estados Unidos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas, entre ambos, estas deben de llevar al levantamiento inmediato del inhumano y criminal bloqueo y otros actos agresivos en contra de este hermano pueblo.

Esta continuada agresión en contra de estas 2 hermanas de nuestra región, socavan los anhelos de nuestra región de vivir en Paz y Seguridad.

En Nuestramérica, zona de paz, seguiremos luchando hasta erradicar el colonialismo, en particular en nuestro Caribe, incluyendo Puerto Rico y poner fin a la ocupación de las Islas Malvinas. Las potencias ocupantes deben cesar estas políticas que amenazan la paz de la nuestra región.

Señor Presidente,

A 70 años de la fundación de NNUU, el mundo está nuevamente al borde de otra gran catástrofe. Es Responsabilidad de las Potencias Hegemónicas que no respetan el derecho internacional ni la Carta de la ONU y que practican la injerencia, la intervención y la agresión, y el crimen, como métodos para solucionar los conflictos de acuerdo a sus Intereses, comprometerse ante los pueblos del mundo a dejar sus prácticas imperiales a un lado y contribuir a que juntos nos encaminemos hacia un mundo en donde el derecho a la paz y a la seguridad internacional prevalezca.

Señor Presidente,

Hacemos un llamado a la Comunidad Internacional a trabajar unidos en este Mundo lleno de profundas crisis que se entrecruzan y se relacionan entre sí, donde sobresale el desarrollo injusto y desigual entre Naciones. Trabajando para la cooperación y el desarrollo y en solidaridad con respeto mutuo, podremos superar estas crisis y erradicar en el más corto plazo la pobreza, el hambre, la desnutrición, las enfermedades, las guerras y los conflictos, las Políticas de cambio de regímenes y golpes de Estado, la violencia hacia Mujeres y la Niñez, el armamentismo, y las nuevas plagas sociales y de esclavitud como el narcotráfico, el crimen organizado y la trata de personas, entre otros. Flagelos todos que constituyen los mayores obstáculos para que podamos cumplir con el objetivo para el cual estamos aquí, por el cual se fundó nuestra Organización hace 70 años: el Mantenimiento de La Paz y Seguridad Internacionales.

Muchas gracias Señor Presidente.

también te puede interesar