Nicaragua

Avanza plan para reducir vulnerabilidad ante desastres en Madriz

El programa “Gestión de Riesgos de Desastres ante el Cambio Climático” protegerá a más de 15 mil familias en cuatro municipios de Madriz

Redacción Central |

Ministerios y organizaciones gubernamentales en conjunto con varias instituciones no gubernamentales avanzan en el desarrollo de un proyecto hídrico con el objetivo de reducir la vulnerabilidad ante desastres en cuatro municipios de Madriz, a través del Plan de Cuencas Hidrográficas de los ríos Inalí y Tapacalí, que atraviesan la zona.

Desde hace más de diez meses se ejecuta el programa “Gestión de Riesgos de Desastres ante el Cambio Climático”, con el  propósito de  ayudar a las poblaciones vulnerables a enfrentar las afectaciones del cambio climático y los desastres naturales.

Esta iniciativa financiada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda, con un monto de tres millones de euros, permitirá proteger a más de 15 mil familias del campo en treinta comunidades pobres, de los municipios de San Lucas, Las Sabanas, San José de Cusmapa y Somoto, en Madriz.

Denis Argeñal, coordinador de CARE-Nicaragua en Madriz, se refirió a ese programa  para el cual “las capacidades se desarrollan con un diplomado comunitario dirigido a los líderes que habitan dentro de las subcuencas vulnerables a los desastres”.

El  proyecto se ejecuta en alianza con la Asociación de Municipios de Madriz (AMMA), la Cruz Roja Nicaragüense, el Instituto de Promoción Humana (Inprhu-Somoto), Wetlands Internacional y el Centro del Clima de la Cruz Roja y Media Luna.

Las alcaldías de cuatro municipios de Madriz también apoyan ese programa, junto al  Ministerio del Ambiente (Marena), Ministerio de  Salud (Minsa), organismos que  se han sumado a la ejecución del plan de cuencas hidrográficas de los ríos Inalí y Tapacalí.

Asimismo, unos diez mil estudiantes de seis universidades trabajan en el programa, en planes de reforestación de las subcuencas y en capacitaciones para prevenir daños ambientales, reducir  la vulnerabilidad por desastres naturales y sensibilizar a las comunidades en un mayor cuidado de recursos y fuentes hídricas.

En el programa se han involucrado también unas 15 mil familias campesinas de San José de Cusmapa, Las Sabanas, San Lucas y Somoto, en Madriz, realizando labores en la reforestación de fuentes hídricas, reducción del despale con el uso de rastrojos, aseguró Argeñal.

Otra iniciativa es la capacitación de las familias que viven cerca de las fuentes de agua cuyos pobladores han aprendido a evitar la contaminación, construyendo letrinas lejos de esas fuentes, protegiendo sus reservorios de agua para el consumo y evitando la quema  agrícola para sembrar.

también te puede interesar