Nicaragua

Vamos adelante celebrando a nuestro Rubén Darío

La Compañera Rosario Murillo dio a conocer que obras del poeta formarán parte del programa educativo en los grados de primaria y secundaria

Ruben-Dario
Rubén Darío |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, dio a conocer sugerencias de  intelectuales, profesores y académicos nicaragüenses para que el Ministerio de Educación incorpore al plan especial en homenaje al centenario de Rubén Darío.

En su cotidiano espacio informativo a través de los medios, mencionó entre las recomendaciones, como eje transversal del programa de Lengua-Literatura en primaria y secundaria, la lectura de los poemas infantiles “La rosa niña” y «A Margarita Debayle», así como de los cuentos “Las albóndigas del coronel”, “El perro del ciego” y “La larva”.

En el último grado de primaria debería leerse todo Azul –indicó Rosario– enfatizando en los poemas “Caupolicán”, “Walt Whitman”, “Estival” y cuatro cuentos: “El pardo”, “El rey burgués”, “La canción del oro” y “Palomas blancas y garzas morenas”.

Rosario señaló que se sugiere para los primeros grados de secundaria la lectura de todo “El viaje a Nicaragua e Intermezzo Tropical”, destacándose los poemas “Raza” y “Retorno”, también “Tríptico de Nicaragua” y “Momotombo”.

A finales de la secundaria, precisó, habría que leer y memorizar la oda “A Roosevelt”, “Los motivos del lobo”, “¿Por qué?” y “Lo fatal”.

Igualmente habría que leer poemas cosmopolitas como “Divagación” y universales como “Canción de otoño en primavera”.

Subrayó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía que “para nosotros es esencial como pueblo reconocernos grandes, como Patria reconocernos grandes, como Darío nos quiso, y grande como grande es Darío entre los grandes”.

“Cuánta fortaleza en la grandeza de Darío, cuánta fortaleza para Nicaragua en la grandeza de Darío, y tenemos que celebrarlo en grande desde todos nuestros espacios, desde todas nuestras posibilidades”, señaló.

Rosario destacó que “sobre todo tenemos que apropiarnos de su obra, reconocernos en ella, reconocernos en ese valor universal de Darío el innovador, Darío el creador, Darío antiimperialista también, el pensador, Darío que nos quiso como país, con la voz en alto, con la estatura que corresponde a un país de la dignidad de Nicaragua; Darío que nos puso en alto en todas partes y soñó grande la Patria”.

Yo creo que todos juntos, de la mano de Dios, como no me canso de decirlo, la estamos haciendo grande, poquito a poco –acentuó–, solo el hecho de ir combatiendo eficazmente la pobreza ya es empezar a ser grande y también este modelo de armonía, de tranquilidad, de reafirmación de la paz es reconocernos grandes, en tanto que seres humanos.

“Y la grandeza es poder y el poder no es mandar, el poder es reconocer la capacidad que tenemos todo los seres humanos y ponerla en marcha, ponerla a moverse, movernos como seres humanos, como sociedad como cultura. Movernos. Ir adelante”, manifestó Rosario.

“Vamos adelante, hermanos y hermanas, y vamos adelante este año que viene celebrando en grande, al grande entre los grandes, a nuestro Rubén Darío. “Si pequeña es la Patria, uno grande la sueña”, indicó.

también te puede interesar