Nicaragua

Responsabilidad compartida ha transformado a La Gallina

En esta comunidad sus habitantes laboran en la construcción de sus viviendas de conjunto con el Ejecutivo

Redacción Central |

El paisaje urbano de la comunidad La Gallina, un humilde enclave en el municipio de San Rafael del Sur, ha cambiado de forma drástica durante los recientes tiempos.

Las antiguas casas armadas de plástico negro, zinc y pedazos de madera, poco a poco han comenzado a ser sustituidas por nuevas viviendas, construidas desde la propia comunidad mediante el sistema de adobloques.

Son las mujeres las principales artífices en la transformación comunitaria, pues ellas crean los adobloques con sus manos, apoyadas por las inversiones del Gobierno Sandinista a través del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), la Alcaldía de San Rafael del Sur y organismos como Hábitat para la Humanidad.

Así, 50 nuevas viviendas son ya disfrutadas por igual número de familias, las que dejaron atrás el ignominioso pasado de condiciones precarias.

Adina de los Ángeles Mujica recuerda que su antigua morada estaba hecha de madera vieja y protegida por un techo de zinc en pésimas condiciones, por lo que a cada momento corría el peligro de que le cayera encima a ella y su familia.

“Yo viví durante 20 años en mi casa de tabla, era triste el invierno y siempre teníamos que estar recurriendo al Alcalde para que nos diera de ayuda zinc o plástico, para que mis hijos no se mojaran”, afirma.

“Es una bendición tener esa casita tan bonita, bien construida, fresca. Me siento muy alegre, es una gran maravilla que Dios me ha mandado porque yo jamás en mi vida había esperado esta casa tan preciosa”, agrega feliz la señora Margarita Cerda, de 73 años.

Las viviendas que se construyen bajo este sistema tienen unos 48 metros cuadrados, dos cuartos, una sala, un porche y techo de zinc instalado sobre perlines.

Judith Silva, presidenta del Invur, considera que este es un buen ejemplo del modelo de responsabilidad compartida y complementariedad que impulsa el Ejecutivo.

De acuerdo con Silva la idea de esta iniciativa es que se formen alianzas en donde las familias supervisen el uso de los recursos y participen activamente en levantar las casas donde vivirán.

En La Gallina el Invur espera construir otras 50 viviendas para continuar dignificando la vida de sus pobladores, explicó Silva.

El alcalde de San Rafael del Sur, Noel Cerda, detalló que desde 2007 se han entregado más de 270 viviendas, de las cuales 130 fueron totalmente subsidiadas y libres de costo para las familias protagonistas.

también te puede interesar