Nicaragua

Precaver ante Oscilación Climática Cíclica

Los fuertes vientos podrán durar de 30 a 60 días, hasta finales de febrero, debiéndose tomar precauciones en todos los sectores económicos y sociales

Vientos
Fuertes vientos |

Redacción Central |

La actual Oscilación Climática Cíclica que sufre el país ocurre de forma periódica, en esta ocasión con vientos de unos 30 nudos (30 millas náuticas por hora), debido al cambio climático que sufre el planeta, señaló este jueves José Antonio Milán, asesor de Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El profesor universitario subrayó durante una comparecencia en el programa televisivo Revista en Vivo que este fenómeno climático hay que seguirlo investigando, porque ocurre de forma periódica, pero que por el recalentamiento en el planeta los vientos esta vez son mucho más fuertes, que ocasionan daños materiales en viviendas, buques, pequeñas embarcaciones de pesca y reseca con rapidez los suelos.

Estas fuertes corrientes del viento se propagan en ocho direcciones hacia el Pacífico Este y llega al Atlántico, con una duración de entre 30 y 60 días, con un desplazamiento de Norteamérica hacia el sur, señaló Milán. Subrayó que pueden verse en estados del sur, calientes, nieve que trasladan los vientos.

El especialista en cambio climático recomendó que todos debemos tomar precauciones extremas ante los fuertes vientos. Entre estas medidas señaló asegurar los techos de las casas, sin poner piedras sobre las tejas, porque en caso de la acción de la fuerza eólica las piedras pueden hacer más daños a otras viviendas y a las personas.

Todos debe tener en cuenta protegerse de este fenómeno, fundamentalmente los ancianos, embarazadas y niños. En el caso de las zonas altas y boscosas hay que evitar los incendios, porque este fenómeno reseca rápidamente los suelos, el follaje de los árboles se seca y cualquier quema de basura o pequeño fuego puede propagarse y crear grandes incendios, con daños a viviendas, animales de cría y plantaciones.

En el caso de la pesca y el uso de buques se deben extremar las precauciones, porque con esta fuerza de los vientos puede dañar incluso a barcos de gran porte, más las pequeñas naves que se utilizan en labores de pesca. Los pescadores no deben salir a faenar sin consultar con las autoridades marítimas sobre la situación atmosférica y procurar nunca trabajar solos, cuando menos dos personas.

En el caso de Managua, apuntó, los efectos pueden ser menores porque es una localidad que está rodeada de lomas, porque los mayores efectos se desarrollan en los lugares altos, donde los vientos pueden realizar los mayores daños.

Recordó que el clima cada vez se hace menos predecible y recordó que tras sufrir una fuerte sequía desde mayo hasta agosto, en octubre se produjeron fuertes lluvias que provocaron daños a la producción agropecuaria e inundaciones, mientras que se estudia sobre la llegada tardía del invierno este año y en el futuro, que en lugar de mayo sea en junio, por lo que se deberá preparar condiciones para evitar daños.

En el caso de la región Caribe del país, señaló que ocurren lluvias, no copiosas, cuyos suelos son resecados rápidamente por los vientos de esta Oscilación Climática Cíclica, perdiéndose los beneficios que pueden dejarnos las lluvias para los cultivos y animales de cría.

Estos fenómenos crean, indicó, escenarios climáticos, los cuales son monitoreados gracias a la preocupación del Gobierno Sandinista, que se investigan durante las 24 horas del día el comportamiento del medio ambiente para poder realizar investigaciones que permitan tener mayores conocimientos de los fenómenos naturales y hacer pronósticos más efectivos.

Es por ello que se analizan los datos existentes, pero que es necesario acercarse al mes de mayo para tener un criterio más certero sobre el comportamiento del invierno en el presente año, teniendo en cuenta la situación que se registró el año pasado.

Sobre estos aspectos de fenómenos naturales, resaltó la importancia de oír a las poblaciones autóctonas, que tienen experiencias y conocimientos acumulados en contacto directo con la naturaleza, ancestrales, que se deben acopiar y ponerlos en uso de la ciencia.

Al respecto comentó que hay un señor de la tercera edad que le indicó un árbol y señaló que mientras el follaje se mantenga fresco en tiempos de sequía el invierno será bueno, con buena cantidad de lluvia, pero si las hojas se secan y caen, entonces habrá poca lluvia y será malo el período invernal.

Sobre las tormentas solares presentó imágenes satelitales que demuestran que esta fue una geomagnética de índice siete, la cual se considera alta. Tras esta señaló que el sol registró otras tormentas magnéticas más débiles, incluso esta madrugada sobre las 5:20 a.m.
Estas tormentas, apuntó, durante su efecto cambian el campo magnético del planeta y puede ocasionar fuertes daños, fundamentalmente si ocurre de día, no así cuando nos encontramos de noche. Recordó que el año pasado ocasionó un apagón eléctrico en gran parte de Asia y África, así como daños en las telecomunicaciones.

Destacó que sobre estos fenómenos solares también se mantiene un monitoreo durante las 24 horas del día, gracias al empeño del Gobierno Sandinista, chequeo constante que facilitará hacer estudios de estos fenómenos y los daños que ocasionan al país.

En el caso de la salud también se mantiene un monitoreo sobre los efectos que ocasionan estos fenómenos naturales a las personas, fundamentalmente a quienes tienen problemas de enfermedades inmunológicas, niños, embarazadas y ancianos, pero que es conveniente no exponerse durante la tormenta solar.

En estos casos de fuertes vientos y tormentas solares es conveniente extremar las precauciones, atender las recomendaciones gubernamentales y evitar daños en las viviendas e incendios forestales, apuntó el destacado catedrático.

también te puede interesar