Nicaragua

Prosigue juicio contra acusados de ataque a caravana sandinista

El Ministerio Público presentó testigos y material que incrimina a los acusados

Juicio por masacre
El juicio a los acusados de la masacre perpetrada contra la caravana sandinista continúa |

Redacción Central |

El juicio contra los sospechosos de atacar a una caravana que regresaba de festejar el aniversario 35 de la Revolución Sandinista el pasado 19 de julio continúa este fin de semana en Managua.

Durante la jornada sabatina, el Ministerio Público llamó a declarar a los médicos forenses encargados del dictamen oficial sobre las víctimas del atentado: cinco muertos y decenas de heridos.

Los galenos presentaron ante el juez Edgar Altamirano información relacionada con 31 infortunados, de ellos, 15 heridos de bala, 11 lesionados por piedras y cinco fallecidos.

Al analizar el impacto de los proyectiles en las víctimas se comprobó que los disparos fueron realizados a más de un metro de distancia, explicó el médico forense Jurot Bartoz Blandón.

Igualmente, en el juicio prestó declaración Francisco Montoya Huerta, chofer de uno de los buses emboscados.

El conductor denunció el crimen y lamentó la muerte de uno de los pasajeros que viajaban con él. También destacó la respuesta inmediata de la Policía Nacional.

Abel Herrera, miembro de la fuerza del orden, relató que observó dos tipos de fogonazos. Según el agente, los disparos fueron de escopetas y fusiles AK.

El oficial Wilbert Úbeda, de Matagalpa, ratificó la apreciación de su colega relativa a las armas de los atacantes.

Más adelante, Marvin Flores, explicó cómo arrestó a los primeros sospechosos de la autoría de los disparos.

De acuerdo con su declaración, horas después los técnicos encargados de la unidad canina de la policía siguieron el rastro de los atacantes y marcaron el lugar exacto donde se detuvo a los acusados.

El testigo Emilio Áreas, policía de la localidad de Matagalpa, relató que, tras la audiencia preliminar, uno de los implicados en la masacre admitió la comisión del delito.

La Fiscalía comunicó, además, el hallazgo en una finca de un saco que contenía dos escopetas, un fusil AK y municiones.

Por su parte, la fiscal auxiliar del Ministerio Público, María Lourdes Oviedo, reiteró que el crimen fue premeditado por todos los procesados.

Oviedo subrayó con anterioridad que los autores de la matanza actuaron de manera alevosa, con el simple propósito de causar pánico y dolor en la población nicaragüense.

El Ministerio Público aseveró que los acusados se reunieron en seis ocasiones para planificar el atentado y distribuirse las funciones de su ejecución.

Los procesados enfrentan cargos por conspiración, proposición para la ejecución de delitos de crimen organizado en concurso real de asesinato y lesiones gravísimas.

también te puede interesar