Nicaragua

Avanza proyecto de planta para producir vacunas

La creación de una planta para producir vacunas es un considerable paso en el desarrollo tecnológico de Nicaragua, con beneficios de salud y económicos

Presidente ejecutivo del INSS, Roberto López
Presidente ejecutivo del INSS, Roberto López |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El proyecto para la construcción de una planta para producir vacunas avanza, ya está el terreno seleccionado y se trabaja en el plano de la obra, labor que está a cargo del Instituto de Vacunas de San Petersburgo, Rusia, como parte de la colaboración de ese país con Nicaragua, confirmó este viernes el doctor Roberto López.

El presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) expresó durante el programa televisivo Revista en Vivo que con la creación de esta planta el país tendrá las vacunas a un precio justo y se podrán exportar al resto de América Latina, en especial a Centroamérica.

El doctor López señaló que hace unos cuatro meses una delegación del Instituto de Vacunas de San Petersburgo visitó Nicaragua para concretar determinados aspectos, entre ellos se recorrió parte del país para establecer el área de instalación de la planta, así como coordinar los siguientes pasos para la creación de la misma.

Al respecto el titular del INSS señaló que en el país hay profesionales de diversas disciplinas que pueden trabajar en la planta de producción de vacunas, pero que tendrán que especializarse, porque en Nicaragua nunca se ha desarrollado esta labor, así como la preparación de personal técnico para ejecutar esta actividad.

También dijo que se prevé la puesta en marcha de esta planta en un plazo de tres a cinco años, porque una vez construida la instalación tendrá que someterse a la certificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y cumplir con el máximo rigor todo un procedimiento protocolar.

Asimismo subrayó que este Instituto ruso trabaja junto a la OMS y propuso la construcción de esta planta en Nicaragua, que tendrá un costo de unos cinco millones de dólares, a la que transferirá la tecnología que ha desarrollado para el suministro de vacunas a América Latina y el Caribe, por lo que la población obtendrá beneficios de salud, así como económicos para el país.

Al referirse al Instituto de Vacunas de San Petersburgo apuntó que este fue creado en 1886 y que desde 1916 produce y distribuye vacunas para toda Rusia, incluso durante la II Guerra Mundial, a pesar de la gran batalla que se efectuó en la entonces Leningrado contra las tropas fascistas alemanas.

Esta institución rusa produce la vacuna pentavalente y la rotavirus, así como contra la gripe, tuberculosis, hepatitis B y C, fiebre amarilla, entre otras, mientras se encuentran en fase de preparación otras contra el sarampión, leptospirosis y el virus del papiloma humano.

Subrayó que este Instituto del país euroasiático tiene una fama muy bien merecida y es de mucha importancia no solo para la población rusa, sino para otros países.

El doctor López puntualizó que Rusia ha colaborado con Nicaragua en diversos sectores sociales y económicos de mucha importancia, pero que este proyecto tiene una gran importancia por cuanto representa para la preservación de la salud de la población, en  especial la de los niños.

El Gobierno Sandinista, destacó, realiza un gran esfuerzo y gasta unos cinco millones de dólares anuales en la compra de vacunas, las cuales se distribuyen gratuitamente a la población, incluso a pediatras que prestan servicio particular para que se las apliquen a sus pacientes sin costo alguno, porque el derecho a la vida sana se estableció en el país desde el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, en 1979.

también te puede interesar