Nicaragua

Policía Nacional, 35 años con vocación de servicio

Nacido en 1979, el cuerpo del orden trabaja con un modelo preventivo, proactivo y comunitario

Cadetes de la Policía Nacional
Cadetes de la Policía Nacional | Jairo Cajina

Alejandro Guevara |

Una profunda vocación de servicio al pueblo ha caracterizado a la Policía Nacional de Nicaragua desde su fundación el 5 de septiembre de 1979, fecha de su constitución oficial por parte del Gobierno de Reconstrucción Nacional.

El joven Ejecutivo, que había derrocado la dictadura de Anastasio Somoza el 19 de julio de ese mismo año, creó este cuerpo del orden para garantizar la seguridad ciudadana y llevar paz a toda la nación.

En el mes de agosto de 1979, un decreto fechado el día 22 conocido como el Estatuto Fundamental de la República de Nicaragua, en su artículo 23 declaró disuelta la Guardia Nacional, la Oficina de Seguridad Nacional y el Servicio de Inteligencia Militar, así como las leyes del país.

Este fue el paso para el nacimiento de la Policía Sandinista, y no fue hasta 1980 que se crea la Ley de Funciones Jurisdiccionales mediante el decreto 559. En ese mismo año, la primera generación de la joven Academia de Policía Walter Mendoza Martínez, nombrada inicialmente Escuela de Instrucción Militar, contó con el apoyo de asesores panameños.

De 1982 a 1988, la Policía estuvo marcada por la lucha revolucionaria en medio del conflicto armado desatado por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos con su apoyo a antiguos miembros de la sanguinaria Guardia Nacional.

Así, se establecieron fuerzas operativas y administrativas en apoyo a las tropas del Ministerio del Interior.

El cuerpo del orden tuvo de 1989 a 1992 una etapa de transición, cuando se rediseñó el uniforme y asumió el nombre de Policía Nacional. El Decreto Ejecutivo 45-92 definió la función, organización y carrera Policial. En 1992, la Ley 144, Ley de Funciones de la Policía Nacional en materia de Auxilio Judicial, pautó nuevas funciones a la institución.

De 1993 a 1997 estuvo marcada la Policía por el fortalecimiento institucional y a finales de los años 90 del pasado siglo comenzó una etapa de modernización, con el apoyo de Suecia.

Con una visión más amplia de su situación, en el primer quinquenio de este siglo la Policía Nacional contó con el apoyo de la comunidad internacional para su desarrollo y fortalecimiento.

Un modelo preventivo, proactivo y comunitario

Desde 2007, cuando el Comandante Daniel Ortega asume la Presidencia de la República, la política se seguridad pública se fortalece en toda Nicaragua con el Plan de Seguridad Ciudadana y Humana.

El Gobierno Sandinista ha dedicado más recursos, y el Comandante Daniel Ortega, en su carácter de Jefe Supremo de la Policía Nacional, dispuso nuevas medidas y orientó a las instituciones del Estado trabajar de manera coordinada con la institución policial, para lograr así la participación masiva del pueblo en función de la prevención social del delito, la violencia de género, la reducción de los accidentes de tránsito y de cara a procurar una Nicaragua libre de drogas.

Esto ha derivado en una reducción considerable de la actividad delictiva en Nicaragua y en el índice de homicidios. Asimismo, se han dado numerosos golpes al crimen organizado y el narcotráfico internacional.

Hoy, la Policía Nacional trabaja con un modelo preventivo, proactivo y comunitario, elemento fundamental en la cooperación sur-sur, a través de la cual se comparten experiencias entre cuerpos policiales de la región latinoamericana.

En junio de este año, se aprobó la Ley 872, Ley de organización, funciones, carrera y régimen especial de seguridad social de la Policía Nacional, un instrumento jurídico que fortalece a la institución.

Otra vertiente reconocida dentro del cuerpo del orden es la Policía Turística, destinada a maximizar la seguridad del los vacacionistas nacionales y extranjeros, una división con excelentes resultados en un país donde la industria del ocio comienza a despegar y gana reconocimiento internacional de forma acelerada.

Un modelo Revolucionario y Evolucionario de Personas, Familia y Comunidad

“Nos honramos y nos celebramos en una Patria de todos, en un modelo que el Pueblo ha recuperado para su seguridad y tranquilidad, para relanzar la esperanza. Un modelo Revolucionario y Evolucionario de Personas, Familia y Comunidad”, afirmó el Comandante Daniel al valorar el desempeño de la Policía.

El Presidente de la República también destacó que con la Policía Nacional en Nicaragua “promovemos un modelo Cristiano, Socialista y Solidario. Un modelo que garantiza plenamente los derechos constitucionales a cada ciudadano y ciudadana, empezando por el derecho a la paz con dignidad, a la justicia social, al trabajo, a la seguridad y a la prosperidad”.

Y es que como también resaltara Daniel, “la paz y la seguridad, o la seguridad y la paz, son garantía plena de la vida en armonía y la certeza de que Nicaragua es ya otra, mucho más Cristiana, porque desde el Amor y la Alegría que la Policía Nacional resguarda en todo el territorio, estamos construyendo el Porvenir”.

también te puede interesar