Nicaragua

Maligna desforestación en Nueva Segovia

El científico Jaime Incer Barquero alertó que en ese departamento ha disminuido la capacidad de agua de los ríos producto del despale indiscriminado

Río Dipilto
|

Redacción Central |

El científico y asesor de la Presidencia de Nicaragua en temas ambientales, Jaime Incer Barquero, advirtió que Nueva Segovia es el primer departamento de Nicaragua condenado a morir de sed por la fuerte deforestación.

Alertó que en ese territorio ha disminuido la capacidad de agua de los ríos como resultado del despale indiscriminado.

Incer Barquero afirmó que en Nueva Segovia no se puede recurrir a construir pozos porque la geología de la localidad no permite encontrar agua a profundidades económicamente viables.

Enfatizó que mientras continúe la deforestación las comunidades tendrán serios problemas porque esa región solo la abastecen los ríos que nacen en la cordillera de Dipilto.

Sobre la sequía que afecta al país, aseguró que se trata de una de las más severas de la historia teniendo en cuenta que se presenta ahora en períodos más cortos.

“No recuerdo que haya existido una sequía tan pronunciada como la que estamos viviendo hoy, antes un fenómeno de estos se daba dentro de 15 o 20 años y hoy no, se presentan más a menudo, a los tres o cinco años”, remarcó.

Aseguró que uno de los factores que más han influido en este fenómeno es la destrucción de la cobertura forestal, un colchón que recoge la humedad de la atmósfera, la transforma en agua, la infiltra en el subsuelo, la hace correr en los ríos, levanta el nivel de los lagos y mantiene las recargas de las aguas subterráneas.

En comparación con la sequía de 1976 aseguró que esta vez es peor por el desarrollo de la producción, la ganadería y el crecimiento de la población.

“Nicaragua tiene menos bosques que hace 40 años, la expansión de la ganadería ha ido destruyendo el bosque; la colonización agrícola sigue avanzando e incluso ya estamos destruyendo las últimas reservas de biosfera, y mientras no se cambien los métodos de producción y no se planifique el uso de los recursos naturales de acuerdo (con) las capacidades de los territorios, el efecto de fenómenos como El Niño será peor, porque cada vez que regrese va a encontrar una Nicaragua más vulnerable a estos efectos”, aseveró.

El asesor presidencial en temas ambientales recalcó que para evitar las afectaciones severas del cambio climático se debe establecer un ordenamiento territorial que destine áreas específicas para la ganadería, la agricultura, así como se deben promover acciones para recuperar la cobertura forestal.

también te puede interesar