Nicaragua

Ineter pendiente del clima espacial

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales emitió un reporte sobre varias llamaradas solares de importancia, ocurridas el martes y el miércoles

Fuertes erupciones solares
Fuertes erupciones solares |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que este martes y miércoles el Sol se activó y emitió varias llamaradas importantes desde dos regiones activas (2080 y 2087).

La entidad preciso que las llamaradas del 10 de junio fueron acompañadas de una poderosa ráfaga de ondas que alteraron por una hora las comunicaciones, principalmente señales de radio de alta frecuencia, en los sectores soleados de la Tierra (Europa, África, Asia).

Añade que este miércoles la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos registró otra fuerte explosión o erupción solar, la cual alcanzó una magnitud de R3-Fuerte > X1.0.

Aclaró el experto Giovanny Rivas, encargado de dar seguimiento en el Ineter los diferentes eventos geomagnéticos, que las tormentas solares de los últimos días no tuvieron ninguna repercusión en la salud de las personas, ni en el buen funcionamiento de las telecomunicaciones en nuestro país.

“En los últimos cinco días hemos tenido algunas actividades anómalas que no han impactado a nuestro territorio, es decir, el hemisferio nuestro, pero es importante que la población esté informada y conozca que estamos permanentemente vigilando para la prevención y salud de las personas”, destacó José Antonio Milán, asesor en Ciencias de la institución.

Por orientaciones del Gobierno Sandinista, desde hace más de ocho meses el Ineter estableció un sistema de seguimiento de tormentas solares y clima espacial en general con el propósito de informar a la población sobre esos eventos.

Las llamaradas o erupciones solares son explosiones de gran alcance de radiación que envían gases, plasma y otras materias al Sistema Solar.

Científicos de la NASA aseguran que las radiaciones nocivas de una llamarada no pueden pasar a través de la atmósfera de la Tierra para afectar a los humanos, pero cuando es lo suficientemente intensa las explosiones pueden perturbar las señales GPS y las comunicaciones.

también te puede interesar