Nicaragua

Fortalecen universitarios desarrollo tecnológico

El Consejo Nacional de Universidades y el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria apoyan a pequeños y medianos productores

Estudiantes reciengraduados
|

Redacción Central |

El Consejo Nacional de Universidades (CNU) y el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta) realizan planes de fortalecimiento y apoyo a pequeños y medianos productores mediante la inserción de recién graduados de estudios superiores a planes productivos, que facilitan a los estudiantes efectuar prácticas laborales y a la vez ayudan a la transferencia de tecnología a los agricultores.

La CNU y el Inta iniciaron esta semana el VI Plan Comunal Universitario, que impulsa el Instituto, con el objetivo de fortalecer los procesos de investigación y de transferencia tecnológica a los pequeños y medianos productores, así como enriquecer con acciones prácticas el caudal teórico de los estudiantes y recién egresados de estudios agropecuarios.

Fuentes del Inta señalan que se crean desde hace cinco años programas de pasantías que benefician a egresados de ingeniería agrícola, veterinaria, zootecnia, y otras carreras universitarias que están relacionadas con la producción y desarrollo agropecuario, quienes reciben tres mil córdobas mensuales para gastos en alimentación y pasajes.

Miguel Obando, subdirector del Inta, subrayó al respecto que esta colaboración entre ambas instituciones se inició en el año 2009 para apoyar a pequeños y medianos productores, además de garantizar el incremento de la producción en el país, con resultados fructíferos.

Al respecto puntualizó que en los últimos cinco años han pasado unos 470 estudiantes y recién egresados, que transitaron de conocimientos teóricos en las aulas a su labor profesional, a la vez que ensañaron a los productores el uso de nuevas técnicas.

Otro aspecto que garantiza el éxito de estos programas de colaboración entre el Inta y el CNU es la opinión de los participantes directos, como son Oscar Somarriba, ingeniero agrónomo, y Melissa Valle, ingeniera agrícola, quienes valoraron como un gran apoyo para su desarrollo profesional tener esta oportunidad de emplear los conocimientos teóricos a la práctica real.

Además, se dieron cuenta que esta labor, junto con pequeños y medianos productores, les permitió cumplir un compromiso social que todo recién graduado tiene con el país.

también te puede interesar