Nicaragua

El Niño traerá afectaciones a la pesca y acuicultura

Expertos del Foro del Clima Centroamericano pronostican que este fenómeno climático cíclico podría presentase a partir de junio próximo

Pesca artesanal
Pesca artesanal |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Expertos del Foro del Clima Centroamericano afirmaron que según los pronósticos, existen condiciones neutras en el océano Pacífico ecuatorial, con probabilidades de hasta 50 por ciento, de que se presenten condiciones propias del fenómeno El Niño a partir de junio próximo.

Datos divulgados por los especialistas en un informe refieren que el comportamiento de las lluvias en Nicaragua en el período mayo-julio será por debajo de los valores históricos normales en las regiones del Pacífico, Norte y Central, y condiciones cercanas a lo normal en las zonas de la costa Caribe.

“En junio lo más probable es que se registre algún déficit de lluvia en todas las regiones del país, al igual que en el mes de julio, mientras que en las regiones autónomas del Atlántico Norte y Sur se esperan anomalías de precipitación levemente deficitarias”, explica.

Advierte el texto que por El Niño en el litoral Pacífico la pesca de camarón se vería afectada durante todo el año.

“Es conocido que durante los años Niños la precipitación en el Pacífico presenta déficit, esta reducción de lluvias por alguna razón provoca una disminución de las capturas de camarones blancos”, destaca.

Además, señala que la reducción importante de las precipitaciones puede conducir a una sequía principalmente en el golfo de Fonseca, lo que generaría grandes dificultades para los cultivadores de camarón en esa zona, donde se localiza el grueso de la acuicultura de la región.

En cuanto al cultivo de tilapia, el mayor riesgo tiene que ver con los eventos ciclónicos.

“La fuerza del viento que podría generarse amenaza con la destrucción de jaulas y la liberación del producto contenido en ellas”, explica.

No obstante, aseguran los especialistas que especies como los dorados y tiburones son sensibles a los cambios de temperatura en el mar, por lo cual el proceso migratorio de esas especies puede acelerarse y es probable que aparezcan en aguas de la región en julio y agosto.

Alerta el informe que las precipitaciones asociadas al calentamiento de las aguas podrían estimular la aparición de mareas rojas (Floraciones Algales Nocivas) en sitios susceptibles del litoral Pacífico.

En ese sentido, recomienda que los organismos competentes y aquellos que han sido creados para la vigilancia y toma de decisiones sobre el desarrollo de la marea roja, “deben estar atentos a las perspectivas para el período de mayo, junio y julio”.

Igualmente, los expertos expresan preocupación por la posible extensión hasta 40 días de la canícula (fenómeno astrológico y climatológico que muestra una disminución de lluvia e incremento en las temperaturas).

Ante estos pronósticos, recomiendan la preparación de planes de contingencia por el posible riesgo de los sistemas de cultivo y el cuidado de la calidad del agua.

también te puede interesar