Nicaragua

Avanzan planes para el cambio de matriz energética

Esos proyectos permitirán ampliar la red de distribución eléctrica sin el empleo de combustibles tradicionales como el petróleo

Proyectos hidroeléctricos
Proyectos hidroeléctricos |

Aurora Rondón |

El Gobierno Sandinista continúa impulsando planes para la generación de energía eléctrica sin necesidad de emplear combustibles como el petróleo y sus derivados, a través del aprovechamiento de las potenciales fuentes renovables que posee el país.

Planes con el uso del viento, el agua y el sol, entre otros recursos, generan energía limpia, los cuales además de reportar a la población y al país numerosos beneficios económicos, protegen al medio ambiente, al no ser emisores de gases contaminantes.

El propósito de los planes del gobierno llevados a cabo por la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica,  (ENATREL), es que la población tanto de la ciudad como del campo disfruten del servicio de electricidad, un derecho que está siendo restituido a todos los nicaragüenses.

Por ello, en los últimos años se han implementado proyectos de energía, con el objetivo de ampliar la red de distribución eléctrica de forma más abarcadora, por lo cual se están explotando  con nuevas tecnologías, las fuentes renovables: eólica, solar hídrica y otras.

Si en el 2007 Nicaragua sólo utilizaba el 20 por ciento de sus fuentes renovables para generar electricidad, de esa fecha al presente, hace un gran esfuerzo con el desarrollo de varios proyectos en colaboración con otros países, para cambiar esa situación.

Los pasos dados por nuestro país le permitieron concluir 2013, con más de 52 por ciento de la producción eléctrica generada a través  de fuentes renovables, y se propone elevar ese porciento en los próximos años.

El sol en los nuevos planes de energía

En 2011, autoridades de Nicaragua y Japón suscribieron un convenio para implementar un proyecto de energía solar con la donación por el país asiático de 11 millones 452  632 dólares, y de 530 326 dólares aportados por el Gobierno Sandinista.

De acuerdo con ENATREL, ese proyecto consiste en una planta de generación eléctrica mediante un sistema de energía solar fotovoltaica de 1.38 megavatios de capacidad instalada, y es la primera interconectada a la red de distribución eléctrica del país.

Ese parque solar considerado el más grande de Centroamérica, que se inauguró en la comunidad La Trinidad, del municipio de Diriamba, Carazo, el año pasado, cuenta con 5 mil 880 paneles solares.

Esa planta de generación de energía fotovoltaica podrá proveer de electricidad a más de mil viviendas del país que consumirían alrededor de 150 kilovatios hora de energía eléctrica al mes.

En opinión del embajador japonés Masaharua Sato “este importante proyecto impulsa la generación de energía sin la necesidad de importar y de utilizar combustible, y reducirá al año las emisiones de dióxido de carbono, en unas mil 100 toneladas”.

El presidente de ENATREL, Salvador Mansell, considera que este proyecto no sólo “servirá para hacer un aporte más al sistema eléctrico nacional, sino también para educar al personal del país sobre el funcionamiento de este tipo de tecnología”.

Por su parte, el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, expresó que Nicaragua se propone con Finlandia, Noruega y Canadá  llegar a acuerdos de inversiones que contribuyan al cambio de la matriz energética del país, ya sea con préstamos concesionales o con donaciones, como lo hace con Japón.

La agencia ACAN-EFE  señaló que en 2012, Nicaragua consumió un 40.5 por ciento de energía de fuentes renovables, lo que le valió un ahorro en la factura petrolera de 228 millones de dólares.

Actualidad y perspectivas 

Nicaragua se está posicionando a nivel mundial como uno de los países más destacados en la producción de energía limpia, señaló en 2012 el informe Climascopio, publicado por el Fondo Multilateral del Banco Interamericano de Desarrollo.

Ese organismo ubicó al país en el segundo lugar de América Latina, como el más atractivo para las inversiones en energía renovable, por eso la nación continúa el desarrollo de planes para elevar la explotación de su potencial hídrico, eólico y solar.

Durante el 2013 se iniciaron algunos pequeños proyectos de energía renovable que hacen su aporte al sistema nacional, entre ellos está El Diamante, en Matagalpa, que generará 5 megavatios de energía eléctrica y está en fase de construcción.

Se espera que para este 2014 ese plan entre en funcionamiento y haga su aporte para el cambio de la matriz energética, que se sumará al proyecto de energía fotovoltaica (energía solar) en Diriamba, creado con una cooperación no reembolsable de  Japón.

Junto a esos proyectos se cuentan el parque eólico, Eolo, con la generación de 44 megavatios de energía, producidos por 22 aerogeneradores y las exploraciones que se hacen para ejecutar proyectos de energía geotérmica en Monte Galán, Chiltepe y Casita.

A ellos se suma, la obra que construye la Central de Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), empresa que realiza el proyecto Tumarín, que concluirá en el año 2017, y aportará 253 megavatios de energía al sistema nacional, indicó su presidente, Marcelo Conde.

El constante incremento en los precios de los combustibles y el inevitable impacto del cambio climático ha obligado a los países de Centroamérica, a buscar mecanismos para reducir la dependencia en el uso de combustibles fósiles.

Ese tema fue analizado por representantes de los países del Sistema de Integración Centroamericana (Sica), durante el XXII Foro Regional del sector energía renovable, efectuado el año pasado en Panamá.

En el evento, la coordinadora de la Alianza de Energía y Ambiente (AEA) se refirió al número de proyectos (hídricos, solares, etc) que se ejecutan en el istmo, donde Nicaragua encabeza la lista con 59, seguida por Guatemala con 44, Panamá (38), El Salvador (36) y Costa Rica con 27.

El Foro también planteó  la necesidad de que el acceso a la energía debería ser una meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), a fin de que su cumplimiento sea una política de Estado.

Con todos esos proyectos Nicaragua recorre con firmeza, un camino que la llevará a generar el 80 por ciento de energía con fuentes renovables en 2017, pero su meta es lograr el 90 por ciento con esas fuentes, propósito que se hará realidad en el año 2026.

El cambio de la matriz energética, para sustituir el uso del  petróleo y sus derivados  por fuentes renovables, permitirá ampliar la red de distribución eléctrica, mejorar la vida y la economía nacional, así como tener una energía más limpia en beneficio del ambiente.

también te puede interesar