Nicaragua

Palabras del Presidente de la República, Daniel Ortega (04/04/2014)

Durante la entrega de la Memoria Anual 2013 del Ejército de Nicaragua el Comandante envió un mensaje a la nación

Redacción Central |

Palabras del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, durante la entrega de la Memoria Anual 2013 del Ejército de Nicaragua:

Este mes de Abril nos trae a la memoria la Lucha de Patriotas nicaragüenses que dieron su Vida por la Libertad, por la Soberanía, en diferentes Etapas de nuestra Historia y, en la última Etapa donde se combatió contra la tiranía impuesta por la intervención yanqui en nuestro País.

Entre ellos destacaron algunos Militares, los Hermanos Báez Bone, que venían de la formación de la Guardia Nacional. Que habían sido formados, que habían sido entrenados, educados, bajo la Doctrina Militar de los Estados Unidos de Norteamérica. Una Doctrina Militar que significaba aplicar contra el Pueblo el terror, la tortura… ¡desaparecerlos, asesinarlos! Una práctica de una Escuela que tuvo su base en esa Época allí en las Escuelas de las Américas, en la zona del Canal de Panamá.

Y esos Héroes están presentes aquí, en esta Nueva Etapa que está viviendo el Pueblo nicaragüense, y en esta Nueva Etapa que está viviendo el Ejército de [email protected] nicaragüenses. Porque son los mismos Valores que se han venido defendiendo a lo largo de los años en múltiples Batallas, y aquí, en este Cuerpo de Jefes de nuestro Ejército se hace una síntesis de esa Historia.

Un día como hoy, hace 46 años, fue asesinado un Luchador por los Derechos Civiles. Luchaba por los Derechos Civiles en los Estados Unidos de Norteamérica, por los Derechos de la población afrodescendiente. Todavía, hace 46 años en los Estados Unidos, que se presentaba como el “Modelo de Democracia” en el Mundo, se aplicaba una política de discriminación racial en contra de esa población norteamericana afrodescendiente.

Y, Martin Luther King se levantó en contra de ese estado de opresión que vivía la población afrodescendiente; y logró movilizar con él a centenares de miles de afrodescendientes, a los que se sumaron también centenares de miles de norteamericanos, que tenían una Fé absoluta en la Justicia y en la Igualdad en cuanto a los Derechos Civiles de [email protected], y los Derechos Humanos de [email protected] [email protected] pobla[email protected] de esa Gran Nación.

En esa Batalla estaban también las Fuerzas que siempre resisten a las Transformaciones Políticas, Sociales, Humanas de los Pueblos, incubadas allí mismo en el monstruo, en el monstruo de lo que es la concepción de dominación que pesa en los que se erigen como Imperios para dominar a otros Pueblos. Ellos no veían nada bien la Lucha de Martin Luther King, y un día como hoy, hace 46 años, terminaron asesinándolo; pero al final triunfaron las Ideas, triunfaron los Ideales, triunfaron los Principios que defendía Martin Luther King.

Y esa Batalla que libraba Martin Luther King entonces, era una Batalla que nos inspiraba a [email protected] Entonces, [email protected] [email protected] Sandinistas aquí en Nicaragua nos inspirábamos en la Lucha de Martin Luther King, que llevó a cabo una Lucha Pacífica, de Resistencia Pacífica. Y la forma brutal en que reprimían esas manifestaciones pacíficas, las Instituciones norteamericanas que están encargadas de resguardar el orden cuando se trataba de enfrentar esas manifestaciones pacíficas, a la hora de reprimirlos, lo hacían con toda la saña del racismo que les habían incubado a ellos los que defendían ese principio de mantener sometida a la población afrodescendiente en una situación denigrante, en un verdadero Apartheid allí en los Estados Unidos de Norteamérica.

La Lucha de Martin Luther King inspiró al Mundo, ¡un Ejemplo para el Mundo! Y alentó más la Lucha que librábamos aquí en nuestros Países, por la Justicia, por la Libertad, por la Soberanía.

Hoy la Batalla sigue siendo una Batalla donde los Pueblos van luchando, vamos luchando por esos mismos Derechos de Justicia, de Libertad, de Soberanía. Y vamos luchando por todas partes, y vamos luchando aquí en Nuestramérica, y enfrentados siempre a las Fuerzas que se resisten a reconocer el Derecho de los Pueblos, a reconocer el Derecho de las Naciones a ser tratados como iguales.

En estas condiciones Nicaragua viene avanzando, viene sentando posiciones, a partir de los Programas, de los esfuerzos que venimos desarrollando en nuestro País, para combatir la pobreza, para erradicar la pobreza. Y en donde Instituciones como el Ejército son fundamentales para alcanzar la Estabilidad, para mantener la Estabilidad, para defender la Estabilidad. Porque sabemos [email protected] que el Principio de la Estabilidad, o los Principios de la Libertad, de la Justicia, de la Soberanía, son Principios que tenemos que estar defendiendo permanentemente, no es que hoy lo declaramos y luego ya nos quedamos tranquilos.

Les decía que estos son Principios que tenemos que estarlos defendiendo permanentemente; o sea, la Seguridad no es asunto de un Decreto. Es cierto, la Constitución tiene sus Principios. La Constitución nos obliga a [email protected] nicaragüenses a vivir como [email protected], a respetarnos, a ayudarnos, a ser [email protected], bajo estos Principios de Cristianismo, Socialismo, Solidaridad, que están estampados ya en nuestra Constitución.

Bueno, esa es una Declaración que tiene rango constitucional, ¿pero cómo logramos asegurar que estos Principios se cumplan? Eso depende lógicamente de las Instituciones que tienen que hacer cumplir estos Principios, y entre estas Instituciones está el Ejército de Nicaragua, yo diría destacándose, para garantizar la Seguridad, la Estabilidad de nuestro País.

Y todas estas Tareas, todas estas Acciones que se recogen en la Memoria Anual del 2013, que nos ha entregado el General Avilés como Comandante en Jefe del Ejército; todas estas Tareas, todas Estas Acciones apuntan a la Seguridad, a la Estabilidad de [email protected] nicaragüenses, ¡de [email protected] [email protected] nicaragüenses! De [email protected] que simpatizan con el Gobierno, y de [email protected] que no simpatizan con el Gobierno. De [email protected] que le tienen Respeto y Cariño al Ejército, y de [email protected] que no le tienen Respeto y Cariño al Ejército.

Por igual, estos esfuerzos son dirigidos a garantizar esa Estabilidad y esa Seguridad. Son esfuerzos combinados en todas las direcciones, no limitados al campo estrictamente militar. Yo diría que es el Soldado acompañando al Pueblo, protegiendo al Pueblo, al momento que hay que enfrentar una cantidad de retos, en el Campo Social, en el Campo Económico, en el Campo de la Infraestructura.

O sea, yo diría que el Ejército está presente en todas las actividades del quehacer cotidiano de la gestión del Gobierno con el Pueblo; allí está presente el Ejército en todas esas actividades. Y lógicamente, cumpliendo a la vez con labores fundamentales como es la del resguardo de la Soberanía Nacional, cumpliendo con labores fundamentales que tiene que ver con la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Bien se decía ahí en la Reunión que se acaba de realizar en Ciudad Guatemala, donde estuvo el General Avilés… Estuve leyendo los Informes, estuve siguiendo por las noticias, y bien se decía que, si aquí en Centroamérica no tuviésemos el problema del narcotráfico y el crimen organizado; si ese flagelo que tiene su razón de ser en cuanto existe un mercado allá en el Norte; si ese flagelo no existiera, o si existiera no tuviese como corredor a la Región Centroamericana, los grados de Seguridad y Estabilidad en la Región estamos seguros que serían altísimos aun con los limitados recursos con que venimos trabajando.

Porque también hay que destacar que en la Región, Nicaragua, con los recursos más bajos, logra dar la mayor Seguridad, y ahí hay un componente fundamental, que son ustedes Compañ[email protected], que son los Soldados, son todos los Oficiales, los Mandos, Intermedios y Superiores. Porque hay un capital, existe un capital que tiene este Ejército, un capital acumulado, acumulado a partir de aquellas Luchas Heroicas en las que participaron [email protected] ustedes; en aquellas Insurrecciones Heroicas en las que participaron [email protected] ustedes, que les vino forjando una Moral, una Conciencia, una Mística que no se forja en las Escuelas, no se forja en las Academias, no se forja en la Universidades, no se forja en los mayores y más desarrollados Centros de Preparación en el Mundo.

Esos Valores solamente se logran alcanzar, se logran ir forjando y consolidando en la Conciencia cuando se libran Batallas históricas como las que han librado ustedes, [email protected] [email protected], [email protected] Compañ[email protected]

Por eso es que, a pesar de venir con salarios bien bajos, como ustedes se forjaron como Combatientes no asalariados, porque en esas Luchas Heroicas se iba por Conciencia… No existía salario, no existía paga alguna, más que la satisfacción de estarle sirviendo al Pueblo, sirviéndole a la Patria, luchando por la Patria, aun a riesgo de entregar la Vida como la entregaron miles de [email protected] nicaragüenses, ¡ahí se forjó esa Conciencia!

Quizás [email protected] mismos perdemos de vista que ahí se forjó la Conciencia con el paso del tiempo, que ahí se fundieron esos Valores, y que son los que les han permitido a este Ejército pasar momentos difíciles, pruebas difíciles, cuando las Estrategias del Estado nicaragüense estaban dirigidas a hacer desaparecer a este Ejército.

Y hay quienes todavía escriben y añoran, y siguen demandando la desaparición del Ejército. Y quisieron rendir a este Ejército por hambre. Y lo desabastecieron. Y no se preocuparon por fortalecerlo, porque querían liquidarlo, minarlo, desmoralizarlo. Pero pasó el tiempo, pasaron los años, y ustedes pudieron resistir, y pudieron resistir porque estaban forjados en medio de la Lucha.

Y pudieron resistir salvaguardando a esta Institución, que a final de cuentas, como les decía, está para servirle a [email protected] [email protected] nicaragüenses; que es un soporte fundamental para la Estabilidad del País, y para el combate en estos Tiempos al narcotráfico y al crimen organizado, que, como les comentaba, si no tuviésemos en frente ese flagelo… ¡ese flagelo no nació aquí en la Región! O sea los males de la Región han sido otros, y contra esos males, contra esos problemas se enfrenta con mucha mayor seguridad, con mucha mayor destreza y, con los recursos con que se cuenta, estamos seguros que en la Región tendríamos un índice de Seguridad altísimo dentro de los Pueblos del Mundo.

Pero tenemos esa carga, una carga que nos han impuesto, que nos han impuesto los consumidores del Norte, y que aún falta mucho por hacer de parte de ellos para que se puedan fortalecer nuestras Instituciones, se puedan fortalecer y desarrollar Programas Sociales, para quitarle base a las operaciones que continuamente intentan desarrollar en nuestros Países, o desarrollan en ocasiones y luego son golpeadas todas esas Fuerzas que extienden sus tentáculos hacia la Región Centroamericana.

Ha sido la Moral, y estos lo han sabido cuidar, lo han sabido preservar, los Valores, los que el General Avilés llamaba los Valores Patrióticos… esa Formación en los Valores Patrióticos. Ahora es, trasladarles esa Formación a los nuevos Soldados, a los nuevos Oficiales, que no es lo mismo. Y no tienen culpa ellos, sencillamente no tuvieron el privilegio de vivir esa Etapa que les hubiese permitido forjar esa Moral, esos Valores en otras condiciones, donde se vuelven inamovibles esos Principios y esos Valores. Y son los que al final nos sostienen a [email protected] [email protected], y son los que al final nos llenan de Esperanza y de Fé en el Futuro. Son los que al final nos ayudan a asumir todas las Tareas que están resumidas aquí en esta Memoria.

Asumir todas esas Tareas con la mayor Alegría, sin pensar en que, porque se va a una Tarea donde habrá que pasar semanas enteras, meses enteros en Misión, sin visitar a la Familia, sin pensar que tendrá que venir una paga extra, que tendrán que venir horas extras… ¡en el Ejército no se piensa, cuando se trabaja, en horas extras! Esa es una Fuerza de Trabajo altamente consciente, con una gran Ética, y dispuesta a servirle al Pueblo, a servirle a la Patria. Aun en las más difíciles circunstancias, aun en las más difíciles y más duras condiciones, ahí está el Ejército, ahí están ustedes, [email protected] Compañ[email protected]

Por eso es que, hoy más que nunca tenemos que fortalecer a este Ejército, que es un Ejército del Pueblo, que es un Ejército de [email protected] nicaragüenses, que es un Ejército de la Nación, que es un Ejército de la Patria, ¡tenemos que fortalecerlo! Y lo venimos haciendo de manera sostenida.

Y el General Avilés tomando iniciativas, planteándonos todo aquello que es justo y que hay que cumplir para mejorar las condiciones de trabajo, las condiciones logísticas, las condiciones operativas, para que este Ejército se dote de más elementos tecnológicos, modernos; o sea que se pueda modernizar el Ejército. Estamos en esa Batalla para que el Ejército se modernice, y estamos avanzando; y [email protected] recibimos la Cooperación de todos aquellos que estén dispuestos a brindar esa Cooperación.

Por eso les tenemos que agradecer a aquellos Países que nos brindan esa Cooperación de forma extraordinaria, como lo ha venido haciendo en los últimos tiempos, de manera sostenida, consciente, la Federación Rusa, ¡sin condiciones! Sin condiciones de ningún tipo la Federación Rusa viene cooperando con Nicaragua en todos los Campos.

Cuando ellos decidieron, a nuestra solicitud, donarnos los buses, no nos pusieron ninguna condición, ¡ninguna condición! Cuando ellos decidieron donarnos el trigo, tampoco nos pusieron condición alguna. Cuando ellos decidieron donarnos los vehículos Lada, lo hicieron sin condición alguna. Ahora que nos van a ayudar con tractores, tampoco nos han puesto condiciones; y en toda la cooperación que han venido brindando al Ejército de Nicaragua, no han puesto una sola condición.

Y aquí estamos hablando de una Cooperación, porque ahora algunos se rasgan las vestiduras. Aquí nosotros llegamos al Gobierno en el 2007 y, decidimos trabajar también con el Gobierno de los Estados Unidos. A pesar de todo lo que conocemos decidimos trabajar con el Gobierno de los Estados Unidos. Yo recuerdo cuando firmaba ahí las solicitudes a la Asamblea Nacional para que, entre otras Fuerzas Cooperantes, Países Cooperantes con Nicaragua, entrasen a nuestro País, Fuerzas especializadas de los Estados Unidos, para entrenamientos, para intercambio, para coordinaciones en la lucha contra el narcotráfico.

¿Y cuántos barcos de guerra de los Estados Unidos, del año 2007 hasta, yo diría el año 2011, 2012, dejaron de venir ya? ¿Cuántos barcos de guerra de los Estados Unidos se parquearon por meses en nuestros Puertos, en el Mar Caribe, y en el Mar del Pacífico, por meses…? ¡Barcos de guerra que venían en Misión de Paz!

¿Y cuántos Soldados y Oficiales norteamericanos desembarcaron en nuestro País, y se instalaron en bases? No la base como la entendemos, y está prohibida por la Constitución, pero sí hicieron sus bases.

Yo recuerdo en un recorrido, no estaba en el Gobierno, andaba en un recorrido por los Pueblos, y me encontré con una base instalada ya en el Norte de nuestro País; una base de Soldados y Oficiales norteamericanos que estaban desarrollando labores allí con las Comunidades, en construcción de viviendas, reparación de viviendas, de escuelas, ¡pero eran Soldados!

Incluso a los cuales, de acuerdo a los Convenios que tenemos con los Estados Unidos, tienen un estatus especial. Si ellos cometen delito aquí en Nicaragua, no los podemos detener, no los podemos procesar, no los podemos enjuiciar. Cualquier delito que ellos cometieran en Nicaragua, el mayor crimen que cometieran en Nicaragua, no los podemos procesar, no los podemos detener; les corresponde a ellos aplicar Justicia.

Entonces, ¿qué tiene de extraño que desarrollemos relaciones con la Federación Rusa, con la misma intensidad, con la misma profundidad con que se han desarrollado relaciones con los Estados Unidos, con el Ejército de Estados Unidos, con las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos? ¿Qué tiene de extraño?

Simplemente es un Derecho Soberano de Nicaragua desarrollar relaciones con todos los Países del Mundo, y allá el País que está dispuesto a cooperar con Nicaragua. Y la Federación Rusa lo ha venido haciendo de una manera firme, desinteresada y, dándole una importancia muy grande a Nicaragua, y a la Región Centroamericana, porque precisamente saben del problema del narcotráfico, el crimen organizado, y de cómo se desvían cargamentos de droga hacia aquella Región, lo que lleva a hacer coordinaciones, y a establecer con ellos Acuerdos, lógicamente.

¡Cantidad de Acuerdos hemos firmado con ellos! En la visita que hice a la Federación Rusa, estando de Presidente entonces el Presidente Medvedev, allí firmamos una buena cantidad de Acuerdos, de Convenios, en todos los Campos… en el Campo Económico, en el Campo Social, en el Campo Militar, ¡en todos los Campos! Estos son Acuerdos ¿para qué? Para contribuir a la Estabilidad, a la Seguridad de nuestro País, y al fortalecimiento y modernización de nuestro Ejército.

Entonces, ¿quién nos puede venir a reclamar por esto? ¿Acaso los Estados Unidos se preocupó por dotar a este Ejército de la logística necesaria para que se pudiera modernizar, existiendo relaciones muy buenas, muy estrechas, muy afines con los Gobiernos que nos antecedieron? ¿Acaso se planteó entregarle a este Ejército, dotar a este Ejército de un armamento moderno? Ya sabemos, el armamento que tenemos es un armamento que ya tiene unas cuantas décadas.

A mí no se me olvida, en el año 1979, recién el Triunfo de la Revolución, en una visita a los Estados Unidos… Primero estuve en La Habana en la Reunión de los No Alineados, nos incorporamos a los No Alineados; y luego fui a los Estados Unidos, fuimos a los Estados Unidos, y nos recibió el Presidente Carter en la Casa Blanca, y yo le planteé el tema del armamento.

Le dije: Necesitamos armas, ¡porque el Ejército quedó totalmente…! Un Ejército que recién está surgiendo ahorita, un Ejército que lo que existía antes desapareció. Lo que ellos habían creado aquí, desapareció, entonces necesitamos armas para organizar bien este Ejército. ¿Y cuál fue la respuesta que nos dieron? Que armas no. Que talvez podrían ayudar con algunas botas, pero que armas ¡no!

Yo diría que eso no estaba en la voluntad del Presidente Carter, no estaba en la capacidad de decisión del Presidente Carter; simplemente era el Imperio, herido, porque aquí les habíamos derrotado su proyecto, porque les habíamos tomado esta plaza para [email protected] nicaragüenses. Sencillamente ellos veían que era un riesgo armar al Ejército, y más bien lo que vino después fue una estrategia que ya [email protected] conocemos… ¡una estrategia de guerra de parte de ellos!

Por eso es que les decía que es tan importante en estos Tiempos defender ese Derecho, el Derecho que tenemos [email protected] nicaragüenses de armarnos, de fortalecernos militarmente; porque hay que modernizar al Ejército para que preste mejor sus servicios en todos los campos, para Nicaragua. Así de sencillo.

Todas estas Tareas, todas estas Acciones, con un Ejército con mayor soporte en todos los campos del que actualmente tiene, estoy seguro va a brindarle mayor seguridad al Pueblo nicaragüense. Ya se la brinda, pero los índices de seguridad se van incrementar todavía más en la medida que el Ejército esté más fortalecido.

Queridos, Compañ[email protected] de la Comandancia General, Generales de Brigada, y Comandantes Miembros del Consejo Militar, Oficiales Superiores, Miembros de la Cadena de Mando ampliados aquí presentes, Oficiales Superiores y Subalternos, Miembros todos del Ejército de Nicaragua; General Avilés, felicidades por el trabajo que han desempeñado en el año 2013… ¡Un año más de buen desempeño!

Yo diría que, en la medida en que el Ejército se va fortaleciendo el desempeño va siendo mucho mejor. Y, felicidades por este desempeño, en nombre de nuestro Pueblo, y en nombre de [email protected] [email protected] nicaragüenses que, gracias al trabajo del Ejército, tienen Seguridad, tienen Estabilidad. Y podríamos seguir hablando de todo lo que esto significa para el desarrollo económico del País.

O sea, ¿por qué vienen inversiones? ¿Por qué hay más seguridad de invertir en Nicaragua? ¿Por qué hay más Seguridad? Porque encuentran más Estabilidad. Y ya sabemos que la inversión trae trabajo, trae empleo, que es lo que más demanda nuestro Pueblo. Sabemos que todavía tenemos índices de desempleo, todavía tenemos Compañ[email protected] [email protected] en las Universidades, que andan de un lado para otro rotando, buscando trabajo.
Entonces la Estabilidad, la Seguridad es un Principio en el Mundo para que la inversión nacional se arriesgue a invertir, y para que la inversión extranjera también se arriesgue a invertir. Y en Nicaragua se están arriesgando a invertir, porque hay Seguridad, porque hay Estabilidad.

Y todas las Actividades que se desarrollan en nuestro País, todos los Programas que estamos constantemente desarrollando, los nuevos Programas que estamos implementando, los que vamos a implementar, podrán caminar con mayor fluidez en la medida que tengamos más Estabilidad y Seguridad en Nicaragua.

Así es que, [email protected] [email protected], [email protected] Compañ[email protected], de parte de la Compañera Rosario que no suelta el Ipad, ¿por qué? Porque vive detrás de los temblores y los terremotos… Sí, porque el problema es que un terremoto, ya lo sabemos, como este que sacudió a Chile inmediatamente nos pone en alerta a nosotros; porque puede venir un maremoto que puede golpear a Chile, y puede golpear luego a Perú, a Ecuador, pasa luego a Colombia, a Panamá, a Costa Rica, ¡y llega a Nicaragua! Hay que estar, entre otras tareas que ella ha asumido, siempre está pendiente del trabajo. Me está recordando siempre de todos los compromisos que asumo con el General Avilés, para cumplirles.

Y gracias a Dios, [email protected] [email protected], [email protected] Compañ[email protected]; gracias a sus Familias, que estamos seguros que les dan el respaldo a todos ustedes, y que no es fácil, porque saben lo que significa el trabajo de un Militar; los riesgos, los temores, las preocupaciones que carga la Familia… Los cuatro Marineros que desaparecieron. O sea, la Familia realmente es el principal soporte de ustedes. A pesar de la preocupación, a pesar del sufrimiento en ocasiones, está ahí con ustedes, dándoles ánimo, dándoles valor.

Así es que, para todos ustedes, [email protected] Compañ[email protected], para sus Familias, les puedo decir que nos sentimos [email protected], porque hoy tenemos un Ejército de Nicaragua, más cohesionado, más sólido, con elementos de modernidad que ya se van instalando, que ya nos van permitiendo gradualmente ir renovando viejos equipos, por nuevos equipos, viejos medios de transporte, por nuevos medios de transporte.

Decirles, que estamos comprometidos para seguir fortaleciendo al Ejército, modernizando al Ejército, con todo aquello que va a ser de servicio para el Pueblo nicaragüense. Este es un Pueblo que está al servicio de [email protected] nicaragüenses, al servicio de las Familias nicaragüenses, al servicio del Pueblo nicaragüense, y tenemos ese compromiso, y vamos a continuar en ese Camino, hasta que este Ejército logre estar totalmente modernizado. No podemos renunciar a ese objetivo, ¡a modernizar el Ejército! Y todo aquel que esté dispuesto, todo País que esté dispuesto a aportar a la modernización del Ejército de Nicaragua, ¡bienvenido sea ese aporte! Pero ¡vamos adelante, [email protected] Compañ[email protected]!

¡Que Viva el Ejército de Nicaragua!

también te puede interesar