Nicaragua

Destacan labor de los Facilitadores Judiciales

Inspector General de la OEA visitó Condega para conocer el  trabajo que facilita una mejor atención en el acceso a la justicia en las zonas post conflictos bélicos

Redacción Central |

El  correcto funcionamiento del Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales en  el municipio de Condega, del departamento de Estela, fue constatado por el Inspector General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Martín Guozden, durante una visita a ese territorio.

El alto funcionario de la OEA fue recibido por el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Marvin Aguilar García, el juez Local Único de Condega, y Noel Velázquez, coordinador del Servicio de Facilitadores Judiciales de este municipio.

«El 22 de octubre de 1997 la Corte Suprema de Justicia suscribió un Convenio de Cooperación con la OEA, en el que se acordó establecer las bases de colaboración técnica a fin de brindar una mejor atención en el acceso a la Justicia para las zonas de post conflictos bélicos en Nicaragua», explicó el juez de Condega.

Sin embargo, agregó, «no podemos vivir siempre de la ayuda internacional y por eso hoy estamos siendo apoyados en cada juzgado local por las alcaldías, ya que ellas a través del servicio de Facilitadores Judiciales mantienen su comunidad segura, en paz y estable».

Al presentar los avances de ese servicio  en este municipio, con 29 mil 205  habitantes, de ellos  ocho mil 914 ubicados en el área urbana y el resto en el área rural, Velázquez manifestó:  «Gracias a este hemos venido resolviendo los conflictos a través de la participación ciudadana, que se ha venido apropiando de los Facilitadores Judiciales».

También el juez comentó la labor que despliegan  bajo su coordinación 18 Facilitadores Judiciales -12  hombres y seis mujeres-,  15 de ellos destinados a la atención en el área rural.

El inspector General de la OEA  intercambió  con varios Facilitadores.   Yasmina Tercero Olivas,  quien trabaja en el área urbana, le informó que durante dos años como auxiliar de la justicia comunitaria realizó 200 mediaciones.

Ya no hay problemas en mi barrio, se acabaron las pandillas y los pleitos entre las familias, gracias a mi comunidad que en una asamblea me eligió como Facilitadora Judicial», expresó Tercero Olivas. 

«Este trabajo lo tomo con mucho empeño y entrega. Es una labor  especial para mí y para la sociedad. He adquirido conocimientos y estoy satisfecha de traer la paz a Condega», añadió.

En iguales términos se refirió Ulda Olivas Blandón, Facilitadora Judicial de la comarca El Bramadero, al afirmar que desde que fue nombrada hace cinco años «realizo mi trabajo con amor, en aras de brindar tranquilidad a mi comunidad».

también te puede interesar