Nicaragua

La coordinación entre instituciones beneficia a la seguridad ciudadana

Limpieza periódica de nuestras comunidades y el cuidado de fuentes de agua y arbolado ayudan a nuestra salud

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Dentro de los ámbitos de la Estrategia de Seguridad Ciudadana y Humana, es importante fortalecer las coordinaciones entre las distintitas instituciones y las comunidades, para incorporar el trabajo productivo, la educación, la salud, energía, agua.

En nuestras comunidades debemos garantizar el derecho al trabajo, con espíritu emprendedor debemos desarrollar nuevos negocios e impulsar el trabajo por cuenta propia, sobre todo el trabajo productivo.

En la lucha contra las epidemias todos debemos participar activamente, apoyando a los brigadistas y trabajadores de salud en las acciones de destrucción de criaderos de zancudos, en la eliminación de larvas con «abate» y facilitando la labor del personal del MINSA en las jornadas de fumigación y las campañas de desratización.

Los padres y madres tenemos que garantizar que la familia, especialmente los niños, adolescentes y adultos mayores, tengan todas las vacunas indicadas por el Ministerio de Salud.

Es importante conocer bien la cartilla de “Amor para l@s más Chiquit@s” las que serán entregadas en las reuniones periódicas, en las que los maestros tienen que transmitir conocimientos a los padres y madres de familia para el cuidado y educación de sus hijos menores de seis años, especialmente para que los muchachos no abandonen las escuelas ni los institutos, asistan a clases regularmente y no tengan deserción estudiantil.

En nuestra cuadra, nuestra manzana y nuestro barrio tenemos que hacer limpieza general en forma periódica y botar todos los «calaches y chunches» que ya no sirvan. Mantener cuidados, pintados, encalados y limpios, los espacios de distracción y esparcimiento, como canchas, campos deportivos, predios comunales y parques.

La comunidad debe tener conciencia de lo dañino que es la contaminación que provoca el humo al medio ambiente y los daños que este produce a la salud, ya que afecta todas las vías respiratorias desde la nariz hasta los pulmones, los ojos y la piel.

Los árboles son vitales para preservar las fuentes de agua, lograr su preservación es un objetivo que debemos tener, por lo que no debemos hacer quemas ni despales, más bien debemos organizarnos en las comunidades para la reforestación y siembra de árboles en montañas, valles y cuencas de los ríos.

Muchas comunidades recuperaron el derecho a un servicio de agua potable, por lo que debemos cuidarla y no derrocharla o botarla, porque ese agua que botamos le hará falta a otro hermano de la comunidad.

También las familias y la comunidad organizada se deben implicar en el cuidado de nuestras Escuelas e Institutos, Hospitales, Centros y Puestos de Salud, Casas Comunales, Cementerios y Parques. Todos estos espacios deben brindar tranquilidad y seguridad a los miembros de nuestras familias y comunidad.

Las luminarias que quiebren o los alambres que se roben nos dejan a oscuras a todos, nos afecta a todos, por ello debemos cuidar el tendido eléctrico, los postes de luz y las luminarias, que existan en nuestra comunidad, barrio o comarca.

también te puede interesar