Nicaragua

Reiteran necesidad de proteger a tortugas carey

Expertos sobre la protección de estos quelonios descubrieron que además de anidar en Nicaragua también lo hacen ahora en Costa Rica

Liberación de tortuguillos
Liberación de tortuguillos |

Redacción Central |

Nicaragua tiene una gran experiencia en la protección de las tortugas carey que llegan a sus costas para anidar, así como cuidar los huevos y después a los pequeñitos recién nacidos que corren por la arena hacia el mar, tanto de animales que están a su caza, como de personas que también las toman para beneficios propios.

Esta práctica de protección ha dejado experiencias positivas en la población que reside en la costa nicaragüense del Pacífico, las cuales podrían intercambiarse mediante un acuerdo con las autoridades de Costa Rica, con el objetivo de asegurar la supervivencia de la tortuga carey, la cual se encuentra en peligro de extinción en esta zona marítima, señalaron expertos en esta materia.   

Los especialistas señalaron que la tortuga carey había anidado en Playa Brasilón, al Pacífico sur de Nicaragua, en agosto del 2012 y que se había desplazado hacia la parte interna del costarricense Golfo de Nicoya, también en el Pacífico, por lo que es conveniente acuerdos bilaterales en beneficio del medio ambiente marino.

Alexander Gaos, director de la Iniciativa Carey Pacífico Oriental, subrayó que esta especie es de gran importancia en el mantenimiento del ecosistema marino, una función de suma importancia para las comunidades costeras de ambas naciones, que dependen de mares sanos y productivos, en cuyas aguas pescan otros muchos animales de la población acuática.

Al respecto apuntó que biólogos capturaron una tortuga de carey adulta y comprobaron que la misma había anidado cinco veces a lo largo del 2012 en Estero Padre Ramos, en el Pacífico norte de Nicaragua, gracias a una identificación que la tortuga llevaba una placa metálica en su aleta, que había sido aplicada por la organización internacional Flora y Fauna Internacional.

La especialista Astrid Sánchez resaltó que es necesario identificar aquellos hábitats críticos tanto para la anidación como para la alimentación de la tortuga, así como trabajar en estrategias de manejo locales y regionales más convenientes, para ayudar en preservar esta valiosa especie.

también te puede interesar