Nicaragua

Destacan papel protagónico de las mujeres nicaragüenses

Han tenido un fuerte protagonismo en beneficio del país durante distintas etapas y hoy día más que nunca

Mujeres a cargo de producciones agropecuarias
Mujeres a cargo de producciones agropecuarias. | la mula

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los medios de difusión resaltan que este sábado, 8 de marzo, se celebra en gran parte del mundo el “Día Internacional de la Mujer” y en Nicaragua existen muchas razones para estar de fiesta, porque nuestras féminas han hecho mucho por el país, desde principios del siglo pasado durante la lucha contra los invasores estadounidenses hasta nuestros días, con muchas de ellas de empresarias o en puestos de dirección en el gobierno y en las diversas instancias del servicio público.  

Uno de los logros del Gobierno Sandinista ha sido precisamente reivindicar los derechos de las féminas en la sociedad, dando igual derecho a hombres y mujeres para ocupar cargos públicos, tanto elegibles como por designación, a estudiar, trabajar y a tener una propiedad, tanto de vivienda como de tierras, así como se le apoya en sus acciones emprendedoras para la creación de negocios o ser directivas de empresas.

En Nicaragua son varias las ministras, directoras de instituciones, y además a las mujeres se les apoya para que puedan formarse técnica o profesionalmente mediante el otorgamiento de becas y se hace una fuerte campaña para eliminar el machismo que se heredó de los tiempos de la colonia.

Si bien todo esto es palpable en la Nicaragua de hoy, también es lamentablemente que aun persista en muchos hombres manifestaciones de conductas machistas, porque se requiere tiempo, educación y rigor de disciplina social para eliminar esas conductas anti-feministas, reflejadas en abusos de las mujeres al extremo de llegar al asesinato de ellas, de violar sexualmente a niñas y jóvenes, que pueden quedar embarazadas y se convierten en madres a demasiada temprana edad.

También es cierto que se trabaja oficialmente contra esas acciones machistas y se están creando entidades judiciales en defensa de la mujer, que llegarán a estar en todos los municipios, pero esto tiene que estar día a día junto con la educación en las escuelas, de enseñar desde el preescolar el respeto del varón a la hembra, del niño a la niña, para que se convierta en una norma de conducta social.

Si vamos a la historia vemos que existieron mujeres de mucho valor patriótico que hoy día son rememoradas en ocasión del “Día Internacional de la Mujer”, como fue este viernes en el programa televisivo Fuerza Cooperativa, del canal 8, que se habló de Blanca Estela Arauz Pineda, esposa y compañera de armas del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino.

El asesor de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional, Carlos Salazar Alfaro, resaltó durante el programa que el propio Sandino dijo en una ocasión que Blanquita había hecho más daño al enemigo que todas las balas del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, que él comandaba, porque ella era la responsable de comunicaciones, asistente del general Sandino y secretaria del Estado Mayor.

Blanca Estela puso tanto empeño en su labor en esa etapa de la guerra que llegó a interceptar los mensajes del enemigo y entonces se les cambiaba el texto y se retransmitían, enviando a las fuerzas contrarias a combates que perdían, por lo que el propio Anastasio Somoza llegó a maldecir, públicamente, al telégrafo como medio de comunicación.

Esta patriota también fue una protagonista importante en las negociaciones de paz que se firmaron el 2 de febrero de 1933, para lo cual tuvo que caminar desde el campamento en la montaña hasta San Rafael del Norte, su pueblo natal, para entrevistarse con representantes de organismos políticos que proliferaron en aquella época.

Tras la paz, en su poca existencia apoyó el desarrollo de cooperativas, al grado que la nombraron gerente general de ellas, hasta que murió en julio de 1933, tras el parto de su única hija.

El comentarista señaló que Blanquita, como le decía Sandino, tuvo que pagar un precio muy caro para una mujer, como es el dos abortos, uno en 1931 y otro en 1932, debido a su andar por las montañas en misiones de guerra, así como su propia muerte, atribuida a un parto tras la caída de una mula.

Estas historias deben conocerse bien por toda la población, por niños, jóvenes y adultos, porque de esa forma se contribuirá más al respeto a la fémina, a la compañera de estudios, de trabajo, de la vida, porque mujeres como Blanquita han sido heroínas en la guerra, mártires en la paz y Madres de la Patria.

también te puede interesar