Nicaragua

Las Segovias, escenario combativo de Sandino

El 18 de mayo de 1895, los vecinos de Niquinohomo, atraídos por un llanto infantil, dieron acogida al nacimiento de un niño, era Augusto C. Sandino quien se convertiría por sus hazañas, en el héroe de Las Segovias 

Campamento en Las Segovias, E.D.S.N. Última fila, de izquierda a derecha Juan Ramón Raudales, Abraham Rivera, Blanca Aráuz, General Sandino, niño con sombrero hijo del General Pedro Lumbí, Humberto Caracas y José León Díaz. Primera fila sentados, Pedro Antonio y Luís Aráuz. De pié con mano en la pistola Luciano “El mismito”; 1932.
Campamento en Las Segovias, E.D.S.N. Última fila, de izquierda a derecha Juan Ramón Raudales, Abraham Rivera, Blanca Aráuz, General Sandino, niño con sombrero hijo del General Pedro Lumbí, Humberto Caracas y José León Díaz. Primera fila sentados, Pedro Antonio y Luís Aráuz. De pié con mano en la pistola Luciano “El mismito”; 1932. |

Aurora Rondón |

Una fecha inolvidable en Nicaragua es el 18 de mayo de 1895, ese día en una casita de adobe, los vecinos de Niquinohomo, departamento de Masaya, atraídos por un llanto infantil, dieron cálida acogida al nacimiento de un niño, era Augusto C. Sandino quien se convertiría por sus hazañas, en el héroe de Las Segovias.

Las Segovias fue una de las primeras regiones de Nicaragua colonizadas por los españoles, quienes interesados en su oro y otras riquezas sometieron a todos los pueblos indígenas bajo su sistema explotador que empleaba crueles castigos.

Allí fundaron tanto la primera población -Ciudad Vieja- como la segunda, la actual Ciudad Antigua y crearon en todas las comunidades indias, un régimen político llamado Corregimientos, que finalizó en 1775 y dejó a los pobladores en una gran pobreza.

Tras la independencia y luego de la aprobación de la primera Constitución en 1858, Nicaragua quedó dividida en 7 departamentos:

Chinandega, León, Nueva Segovia, Chontales, Rivas, Granada y Matagalpa.

En la actualidad, Nueva Segovia es un Departamento de Nicaragua cuyo centro es la ciudad de Ocotal, ubicada a 226 kilómetros de Managua, cerca de la frontera con Honduras.

En el siglo XIX, Estados Unidos con el apoyo de representantes de la clase dominante de Nicaragua, se había apoderado del país mediante empréstitos y había tomado en garantía, el control de las aduanas, el Ferrocarril Nacional, los vapores del Lago de Cocibolca y fondos no utilizados de otro préstamo.

Fue en esa Nicaragua semifeudal y patriarcal donde se desarrolló la vida de aquel niño y luego joven campesino, que además llevaba el estigma de los “hijos naturales”, pero pese a las carencias, con el tiempo le dio un vuelco a aquella realidad social, combatiendo contra las tropas estadounidenses de ocupación.

Años después, Sandino se refirió a ese contexto: “Abrí los ojos en la miseria aún sin los menesteres más esenciales para un niño y mientras mi madre cortaba café, yo quedaba abandonado”.

“Desde que pude andar lo hice bajo los cafetales, ayudando a mi madre a llenar la cesta para ganar unos centavos. Mal vestido y peor alimentado fui creciendo, o quizás fue por eso que no crecí”.

El camino era espinoso, pero el empeño de un hombre como Sandino pudo contra las adversidades, y a través de una sostenida lucha, en la que tuvo muchos adeptos encabezó un ejército popular, en el que transitó de soldado a General, en Las Segovias.

En ese territorio inicia la lucha, se alza contra los invasores junto a un grupo de trabajadores del mineral San Albino. Luego emprendió una victoriosa campaña militar que concluyó con la derrota de los marines norteamericanos, tras lo cual Estados Unidos presentó un armisticio con condiciones, que fue rechazado por Sandino que continúa luchando.

Los combates entre las tropas del líder nicaragüense y de Estados Unidos devinieron en una guerra nacional. Menos la región del Pacífico, el resto del país era el escenario de las guerrillas de Sandino quien llegó a tener bajo su absoluto control, la región de Las Segovias.

Toda esa acción combativa condujo al éxito de la causa sandinista, el primero de enero de 1933. Los invasores se fueron. Sandino firmó la Paz e inició la desmovilización de sus soldados que se integraban a cooperativas agrícolas.

Pero la injusticia continuaba. Los guerrilleros sandinistas eran encarcelados y asesinados por la Guardia Nacional y otras fuerzas de la tiranía que se instauró en el poder durante años. La experiencia de Sandino lo ayudó a dotar al país de las armas necesarias para que años después pudiera lograr la verdadera independencia.

Una de esas armas, la base principal que legó a la lucha que retomarían jóvenes revolucionarios como Carlos Fonseca, Tomás Borge, Germán Pomares, fue la creación del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que logró conquistar el poder y colocar al país en una nueva coyuntura, que hoy avanza indetenible hacia el futuro.

Las Segovias, cuya historia realzan la heroica gesta y acción de Sandino -con sus victorias y derrotas- y la hace diferente de otros sitios destacados del resto del país, está integrada por los cinco departamentos del norte de Nicaragua: Matagalpa, Jinotega, Estelí, Madriz y Nueva Segovia.

En la actualidad, Las Segovias que vio a Sandino crecer y multiplicarse por todo ese territorio, al frente de un ejército integrado por campesinos, artesanos y numerosos nicaragüenses, disfruta junto a todos los departamentos del país, el resultado de su obra.

El Gobierno Sandinista encabezado por el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo a través de nuevos proyectos y programas políticos y socioeconómicos restituye sus derechos, a todos los nicaragüenses, como lo soñó El Héroe de las Segovias, el General de Hombres Libres Augusto C. Sandino.

también te puede interesar