Nicaragua

Buscan aplicar prácticas más modernas para preparar la tierra

Incentivan en el país la conveniencia de utilizar otras técnicas, como las agroecológicas, que benefician y no utilizan agroquímicos y eliminar de paso la quema de bosques para ese procedimiento

Incendio forestal
| EFE

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los campesinos nicaragüenses heredaron la quema de bosques para preparar la tierra a cultivar o la crianza de ganado vacuno, pero es necesario cambiar esa técnica por prácticas más modernas y de conservación de los suelos, porque con el fuego se pierde vitalidad y los rendimientos son menores que cuando se utilizan otras prácticas, confirmó el viceministro del Ambiente y Recursos Naturales  (Marena), ingeniero Roberto Araquistain.

En entrevista en el programa televisivo Estudio TN8, el alto funcionario señaló que esa es una de las razones fundamentales de los incendios forestales, porque incluso cuando se inicia la preparación de un área boscosa para cultivo o cría y ceba de ganado lo primero que los campesinos piensan es en quemarla para luego prepararla para la siembra, ya sean granos, vegetales o pasto. Muchas veces sin atender la dirección del viento y la propagación que puede ocurrir.

Es por ello que desde el invierno del año pasado se visitan las regiones más vulnerables, con mayores incidencia de incendios forestales y se conversa con los residentes rurales sobre el peligro de estas acciones en tiempo de seca, que es cuando se preparan los suelos para la siembra, así como la conveniencia de utilizar otras técnicas , como las agroecológicas, que benefician y no se utilizan agroquímicos.

Esta fue la primera acción para evitar el gran número de incendios forestales que ocurrieron en 2013, porque realmente el trabajador rural, desde que era muy niño, vio a su padre y abuelos quemar bosques para la siembra, porque decían que era el método más barato, pero que resulta más caro cuando le baja el rendimiento de las cosechas, así como la pobreza de pastos para el ganado, durante varios años.

Recordó que en el año 2013 hubo 126 incendios forestales, cifra muy superior a los 46 de 2012, lo cual generó mucha preocupación en el país, sobre todo en el Marena y otros organismos relacionados con el sector agropecuario y el medio ambiente, debido a los trastornos que conlleva la destrucción de bosques y daños a la flora y fauna.

La utilización del fuego como herramienta agropecuaria se debe eliminar en unos años, pues a los actuales niños y jóvenes que asisten a la escuela e institutos técnicos, se les explica el daño que le hace el fuego a la tierra, porque durante años disminuye el rendimiento de cultivos, incluso de pastos para el ganado vacuno.

Subrayó que Marena aboga por una nueva arquitectura del potrero,  una alternativa para los ganaderos, en que se cambia el potrero pelado por uno con árboles leguminosos, arbustos leguminosos, leguminosas rastreras, que permiten obtener gran cantidad de proteínas a los animales, con más ganancia por unidad de superficie.

En el caso de los agricultores, los que siembran granos, también les es provechoso no hacer quemas en zonas boscosas para preparar el área para cultivos, porque el fuego daña el suelo y sus rendimientos serán menores durante varios años. Al contrario, lejos de perjudicar la calidad de los suelos se deben utilizar métodos agroecológicos para beneficiarlo, insistió el viceministro.

Al respecto puso de ejemplo que hay agricultores que han dejado de quemar, han dejado de utilizar fertilizantes químicos, venenos químicos, y están produciendo 80 quintales de maíz por manzana, cuando la media nacional es de 20 quintales, porque ayudan a la vitalidad de los suelos.

Puntualizó que estos agricultores utilizan leguminosas rastreras, el frijol abono por ejemplo, que es una práctica ancestral que no necesita de urea ni herbicidas porque el mismo sirve para controlar las malezas, y la producción se duplica al tercer año. Los costos se bajan y el productor tiene mayor ganancia.

Apuntó que estas prácticas agroecológicas son temas que se imparten en el Bachillerato Agrícola, las Escuelas del Campo que se instalan desde este año, lo cual cambiará la mentalidad de los productores, porque esos jóvenes serán los finqueros del mañana, pero con mayores capacidades, tendrán más conocimientos técnicos y administrativos, así como sabrán más de la Madre Tierra.

Hoy día, apuntó, el país tiene un problema de degradación de suelos y se producen 20 quintales de maíz y en frijol 11 quintales, promedio, mientras solo existen 0.89 vacas por manzana, debido precisamente a la quema y falta de la conservación de suelos, porque no se han adicionado materia orgánica al suelo, elemento básico para tener una alta productividad.

Estas nuevas técnicas las explicamos tanto a ganaderos como a los agricultores, en reuniones por regiones, porque Marena aboga por acciones de prevención y después la mitigación. Por eso, puntualizó comenzaron desde que estaba lloviendo, con visitas a los lugares donde hay más reincidencia de fuego, especialmente en las Áreas Protegidas, en las Comunidades donde todavía utilizan el fuego como herramienta agropecuaria. Se trabaja con los Gabinetes de la Familia, la Comunidad y la Vida.

Señaló que confían en la prevención, despertar la conciencia, están seguros de reducir los fuegos, porque no hay mejor fuego que el que no se da.

Además, apuntó que tienen también personal entrenado para apagar incendios forestales, bien equipado. Reiteró que es mejor prevenirlos, porque el combate al fuego significa que ya se hizo el daño.

Añadió que también tienen las Instituciones, gobiernos locales, gobierno central y todos los gabinetes, unos 7 500 hombres que están equipados y entrenados, porque a los incendios no se puede meter cualquiera, apagar el fuego tiene su ciencia y hay que saberle entrar, hay que saber las prácticas necesarias para detenerlo, sofocarlo y mitigarlo. También existen unos 3 000 hombres del Ejército que están listos para entrar en acción en caso de incendios forestales.

también te puede interesar