Nicaragua

El último sorbo de alcohol

Bajo esta teoría decidieron rehabilitarse 45 tomadores a través del Plan por la Vida

Alcoholismo
Charla sobre el alcoholismo |

Redacción Central |

Gracias al Plan por la Vida, un programa implementado por la Policía Nacional, 45 bebedores de cinco barrios de la capital, decidieron incorporarse al plan social para iniciar su rehabilitación y poder retomar el rumbo desde un punto de vista completamente diferente.

Los ex alcohólicos reconocieron que será un proceso duro pero les permitirá componerse y formar parte de la sociedad sin que los vean mal, sean maltratados por muchos o simplemente deban vivir consagrados a subsistir en las calles.

Para rehabilitarse, los tomadores se internarán en un centro ubicado en el kilómetro 33 de la Carretera Vieja a León, donde recibirán tratamiento psicológico y charlas brindadas por alcohólicos anónimos y guías espirituales.

Asimismo, durante el proceso, el tratamiento iniciará con suero canalizado, inyecciones contra las náuseas, “porque una persona que ha ingerido licor por muchos años tiene descontrolado su organismo y baja las defensas. El hígado ya no responde como debería ser, porque prácticamente lo tienen desbaratado”, explicaba una enfermera del centro asistencial.

Según efectivos de la Policía, se trata de personas olvidadas por sus familiares, que se mantienen ingiriendo licor en las esquinas de los barrios. “Nosotros como Policía les estamos tendiendo una mano amiga y les ayudaremos a salir de ese vicio que tanto mal hace a la persona y a la sociedad”. 

Los 45 tomadores, habitantes de San Judas, El Recreo, Altagracia, El Pilar y Andrés Castro, desean reiniciar sus vidas. “Estoy decidido a cambiar y a volver a mi trabajo en aluminio y vidrio, donde saco buen billete, voy a dejar en el pasado los problemas, hoy quiero ser otra persona”, aseguró uno de los beneficiados.

también te puede interesar