Nicaragua

La Seguridad Educativa es permanente y colectiva

Se realizan acciones mediante el sistema de Responsabilidad Compartida y se incorporan la Policía Nacional, los Centros Docentes, la comunidad y la familia

Niños escuela
|

Redacción Central |

La seguridad de la comunidad educativa es un Plan Permanente, mediante la estrategia de la Responsabilidad Compartida, en el que se integran la Policía Nacional, los centros docentes y la familia en función de acciones preventivas, confirmó la Comisionada Vilma Reyes, Jefa de Seguridad Pública Nacional, en el programa Estudio TN8.

Durante una comparecencia en el programa televisivo, la alta oficial de la Policía Nacional señaló que estos primeros días del ciclo escolar 2014 transcurre sin dificultades, pero que desde hace unos años se desarrolla en todo el país un Plan de Seguridad Educativa, en el que tanto los maestros, los alumnos, los padres y las autoridades policiales mantienen acciones preventivas para evitar desviaciones.

La Comisionada Reyes apuntó que en estas acciones bajo la estrategia de Responsabilidad Compartida también tienen una labor importante los Ministerios de la Familia, el de Educación, el de la Juventud y la Promotoría Escolar, porque se procura evitar el hecho antes que ocurra o en su mismo inicio.

Entre las medidas que se han tomado es que no se pueden abrir expendios de venta de bebidas alcohólicas a menos de 400 metros a la redonda del Centro Escolar y los que ya existían no pueden abrir las ventas en horarios en que los colegios estén dando clases.

Además, existe una relación directa entre padres, la Policía, alumnos, profesores, con el objetivo de detectar situaciones anormales y prevenir, como es la ausencia a clases, venta de cualquier tipo de droga a los alumnos antes de entrar o a la salida de la escuela, así como actitudes violentas, sobre lo cual se atiende de inmediato para evitar males mayores.

Estas acciones se realizan en todo el país, no solo en grandes ciudades, incluso en escuelas de zonas rurales, donde la policía es vigilante fundamentalmente a la hora de entrada y salida de los centros docentes, desde la primaria hasta los de altos estudios.

Reyes recordó que desde horas tempranas el lunes 6 000 policías aseguraron el inicio de este ciclo escolar, el cual se desarrolló en todo el país sin problemas, con la alegría de los niños que entraban en las escuelas y se encontraban nuevamente con sus compañeros de aula.

Subrayó que de forma permanente, sistemática, la Policía Nacional trabaja en las Especialidades de Tránsito, regulando la circulación, y de Drogas, previniendo el consumo de estupefacientes, mientras que el Jefe de Sector garantiza la seguridad adentro y en los perímetros de los colegios; la regulación, la vigilancia y el patrullaje constante; también se encuentran las divisiones de Asuntos Juveniles y las Comisarías de la Mujer, todos laboran de forma conjunta.

Sobre los alumnos que no van a la escuela o salen antes de la hora prevista también se trabaja de forma conjunta, porque esto tiene que ver con el control de la asistencia, se sabe qué niño no llegó a clase y ahí entra en juego la Promotoría y la Policía, dónde ver, dónde visitar. Apuntó que el año pasado hicieron más de 30 000 visitas a Padres de Familia en función de esta situación, para ver cómo está esa atención a los niños.

La alta oficial recordó que existe en el país una Campaña de Libre del Consumo de Drogas, sobre lo cual existen acciones policiales preventivas de orden público, investigativas y hasta de inteligencia, porque pueden existir alumnos que se matriculan para llevar los estupefacientes al interior del centro docente, aunque hasta ahora no han existido mayores dificultades en este sentido.

Antes había delincuentes que durante el recorrido del alumno de la casa a la escuela o en sentido contrario le robaban la mochila y otros objetos, pero con el Jefe de Sector, que es la figura existente a nivel nacional y que se relaciona más directamente con la Comunidad, desde la persona, se logró eliminar este delito. Además, se mantiene la vigilancia y patrullaje para detectar delincuentes en los alrededores de los centros docentes.

Otra tarea de importancia de la Policía es la de regulación de Tránsito a la entrada y salida de clases, para lo cual se incorporan los agentes de esta división, además de que existen más de 4 000 muchachos integrados en Brigadas Estudiantiles de Tránsito, con el objetivo de evitar accidentes en la vía.

Además, la Policía tiene en su estructura al Oficial de Asuntos Juveniles para detectar al alumno que se va de la escuela, al que no quiere estudiar y que anda molestando a los demás, entre otras acciones negativas. Este agente especializado está para orientar y dar charlas sobre drogas, prevención de la Violencia Juvenil e Intrafamiliar con las Comisarías de la Mujer, con el objetivo de evitar que ocurran estos hechos.

Finalmente subrayó que con este Plan de la Seguridad Educativa se involucra a diversos organismos y sectores de la sociedad, porque en Nicaragua somos una Gran Familia y juntos hemos logrado en los años recientes que nuestros niños y jóvenes estén tranquilos, contentos, alegres y seguros en sus ámbitos escolares.

también te puede interesar