Nicaragua

Proponen plan especial para los trabajadores de la Salud

El Plan Humanitario de Amor y Reconocimiento está dirigido a estimular la permanencia en el sector y es también un incentivo para quienes continúen prestando servicios

Gustavo Porras
Dr. Gustavo Porras, Coordinador Nacional de la Central de Trabajadores de la Salud |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Plan Humanitario de Amor y Reconocimiento para los trabajadores del sector de la Salud tiene como objetivo central el de estimular la permanencia y proteger la sabiduría acumulada de quien ha estado durante 30 años o más de forma ininterrumpida en el sector, subrayó el doctor Gustavo Porras, Coordinador Nacional de Fetsalud.

El líder de la Central de Trabajadores de la Salud fue entrevistado en la Revista en Vivo, del canal cuatro de la Televisión, durante la cual subrayó que con el proyecto de ley que ya se encuentra en la Asamblea Nacional no se obligará a nadie a jubilarse, el que quiera seguir trabajando con más de 30 años de servicio en la medicina de forma ininterrumpida puede hacerlo, pero entonces con una adición al salario del 20 por ciento, como reconocimiento a la labor realizada.

Ese incentivo fue propuesto por el Comandante Daniel Ortega desde los años 80 del pasado siglo, con el objetivo de poder seguir aprovechando el conocimiento que puede acumular un médico o una enfermera durante 30 años de labor ininterrumpida, aprovechar esa sabiduría que en el sector de la medicina solo se acumula con el tiempo al lado de numerosos pacientes.

Por otro lado, dijo, el que quiera jubilarse porque esté enfermo, por alguna causa personal y ya tiene los 30 años de trabajo ininterrumpido puede entonces acogerse al retiro, pero en este caso con un reconocimiento por el servicio prestado a la sociedad y se les paga entonces 20 salarios.

El doctor Porras durante la entrevista insistió que no se obligará a ningún médico o personal de la salud a jubilarse, por el contrario se incentiva la permanencia.

Es cierto que se habla de nuevas contrataciones, de cursos de capacitación y de entrenamientos de brigadas sanitarias, pero téngase en cuenta que no es precisamente para sustituir a los que se van, sino para fortalecer el servicio médico en zonas donde hay más dificultades, como en la llamada zona seca, que es poco productiva.

El líder sindical recordó que es necesario entenderlo como que parte de un hecho histórico, porque fue en los años 80 del pasado siglo cuando el Comandante Daniel Ortega les dio un reconocimiento a los trabajadores de la salud por el tiempo, la experiencia que en aquel entonces se había acumulado.

Posteriormente, subrayó, la lucha de Fetsalud fue mantener aquel beneficio dado por la Revolución Sandinista, porque hubo gobiernos que querían quitarlo todo.

Después de 2007, que es cuando comienza la segunda etapa de la Revolución Sandinista, cuando el Comandante Daniel Ortega ocupa la presidencia, se revisó y efectivamente hubo una orientación expresa del líder sandinista y ahora está en este Plan Humanitario de Amor y Reconocimiento a los Trabajadores de la Salud.

Recordó que en 2007 estos estímulos estaban acumulados sin pagarse desde el año 2001 y poco a poco se han venido poniendo al día y ahora hay pocos atrasos del 2010 y ya casi se está en 2011. El objetivo es seguir avanzando hasta poner estos pagos al día.

Dijo que muchos trabajadores quieren permanecer, porque saben que tienen su Incentivo, lo cual genera alegría y tranquilidad en este sector. Hay algunos que por enfermedad, porque tienen problemas familiares desearan jubilarse, pero no lo hacen porque no están los fondos.

Al respecto señaló que en este Proyecto el Comandante Ortega orientó la conveniencia de hacer el fondo y plantearlo a los Organismos que los dan para pagar la indemnización al trabajador de la salud con más de 30 años de labor ininterrumpida.

Señaló que este proyecto hay quien lo ha considerado, erróneamente, como Plan de Retiro, porque este es un Plan Humanitario para destinar algunos fondos en los próximos tres años, a partir de que el Proyecto se comience a ejecutar; porque además, esto apenas está cocinándose en la Comisión Económica de la Asamblea Nacional.

Puntualizó que en los próximos tres años aquellos trabajadores que tienen deseos de jubilarse lo hagan, se les da su reconocimiento y se van tranquilamente. Pero la gran mayoría plantean quedarse para seguir cobrando su 20 por ciento por encima del salario como reconocimiento e incentivo.

El periodista Alberto Mora y el doctor Gustavo Porras insistieron durante la entrevista que la decisión de jubilarse o seguir trabajando con más de 30 años en el sector de la salud, de forma ininterrumpida, es totalmente voluntaria, que nadie está obligado a una decisión u otra, que cada trabajador decide individualmente y de forma voluntaria lo que hará.

también te puede interesar