Nicaragua

Nicaragua: Avances y desafíos en sector de la salud

El país ha registrado un buen avance en el sector de la Salud, pero los retos para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio son aun grandes

Estetoscopio
Atención médica |

Redacción Central |

El sector de la Salud ha registrado un notable avance en los últimos siete años, tras el triunfo del Gobierno Sandinista, pero no basta y aun los retos para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio aun son grandes y es necesario afrontarlos juntos, unidos, con la decisión de salir victoriosos, como en los último años.

Una información brindada por especialistas del sector señala que la verdadera riqueza de una nación está en su gente y de ahí la conveniencia de crear un ambiente propicio para que se disfrute de una vida prolongada, saludable y creativa en cualquier región de esta nación en que esté su residencia.

Asimismo se plantea que ante esos avances médicos, el país recibió el apoyo de las Naciones Unidas con un otorgamiento de 292 millones de dólares para el período 2013-2017, a fin de cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). 

Entre los objetivos se plantea reducir la mortalidad materna en un 75 por ciento respecto a 1990, lo cual significa para Nicaragua bajar de 160 a 40 la tasa de mortalidad materna, índice que Nicaragua tiene cumplido al 68 por ciento y necesita seguir avanzando.

Sobre este aspecto se puede decir que la creación de las Casas Maternas, el esfuerzo de especialistas, médicos generales, enfermeras, 6 222 parteras y brigadistas de salud ya están realizando una obra admirable y el país puede cumplir este índice de salud. 

Otro aspecto en que la nación ha dado pasos muy positivos es en la vacunación gratuita a la población infantil, convirtiéndose en el país líder de la región, especialmente contra rotavirus y neumococo, evitando las cíclicas epidemias por diarrea y pulmonía. La tasa de mortalidad infantil se redujo de 28 a 21 por 1 000 nacidos vivos.  

Un elemento que es vital para el análisis del tema de la salud es el de los índices de pobreza y extrema pobreza, sobre lo cual una Encuesta de Medición de Nivel de Vida del Instituto Nacional de Información de Desarrollo indicó que entre 2005 y 2009 la pobreza se redujo de 48.3 a 42.5 por ciento y la pobreza extrema de 17.2 a 14.6 por ciento.

Estos datos pueden ser muy lejanos ya, porque desde el 2010 a la fecha se han creado numerosos puestos de trabajo, muchos han creado su propia pequeña empresa o se integraron en cooperativas, por lo que en este aspecto no hay dudas que el país está mucho mejor.  

Hay otros aspectos en que todos tenemos nuestra cuota de labor, entre ellos se encuentra la necesidad de disminuir los accidentes del tránsito, que si bien el índice del año 2013 es menor que el año anterior, sigue siendo la principal causa de muerte y de discapacidad.

La familia es el mejor componente para evitar que se conduzca en estado de embriaguez, se violen normas del tránsito y se avance a más velocidad que la permitida, porque no es solo la vida del que viaja, si es que lo hace solo, sino los traumas familiares que deja, así como pérdidas económicas.  Es oportuno destacar la creciente labor que realiza la Policía Nacional para evitar la ocurrencia de accidentes de tránsito.

Sobre el embarazo precoz, de las adolescentes, la ONU plantea disminuirlo de 92 nacimientos por cada 1 000 madres jóvenes en 1990 a 80 en 2010.

Sin embargo, Nicaragua se encuentra hoy día en una tasa de 25 por ciento de nacimientos mediante madres adolescentes, o sea uno de cada cuatro, lo que significa que es altísimo y que hay que trabajar fuerte en la creación de conciencia, de una mayor cultura en este sentido y que prevalezca el compromiso con el futuro de cada mujer joven, por el bien de ella misma y de la familia que va a crear.

Otro aspecto en el que el país está avanzando, pero requiere de una mayor comprensión entre las féminas, es la detección temprana del cáncer cérvico-uterino, mediante análisis periódicos, con el objetivo de poder salvar la vida de las mujeres afectadas y disminuir lo niños huérfanos.

Y quizás uno de los retos más importante que tiene el país es la lucha contra el dengue, en el que el año pasado el país fue afectado con la presencia del serotipo 2 asiático, que ocasionó  unos 8 300 casos y de ellos 22 fallecidos.

Sin embargo la gran mayoría de la población se unió en diversas tareas contra el mosquito Aedes Aegyti y de sus larvas, por ser el insecto transmisor de la enfermedad, convirtiendo el país, en todos los municipios, en un campo de batalla en que ganamos los nicaragüenses. Hoy día se siguen las acciones contra el dengue, porque sin dudas es uno de los principales retos de esta nación en términos de salud.

también te puede interesar