Nicaragua

Buscan mejorar calidad de la semilla

Un nuevo proyecto de Ley ha sido presentado para regular la producción, procesamiento y comercialización de las simientes. Tras su entrada en vigor quedaría derogada la actual Ley de Producción y Comercio de Semillas

semillas
Planta naciendo de una semilla |

Redacción Central |

Con el objetivo de mejorar la calidad de la semilla en nuestro país y actualizar las normas vigentes sobre esa temática, el Gobierno presentó a la Asamblea Nacional un proyecto de Ley General sobre las simientes, con el que también las autoridades buscan regular su producción, procesamiento y comercialización.

La propuesta ya ha sido revisada por el gabinete de producción, donde fueron sugeridas algunas modificaciones, y derogará al momento de su publicación la Ley No. 280, Ley de Producción y Comercio de Semillas, que se aplica actualmente.

Entre sus cláusulas, la nueva iniciativa propone reconocer como recurso de interés nacional la obtención y certificación de las semillas provenientes del fitomejoramiento convencional participativo o generadas por procesos biotecnológicos.

Así mismo valora como de gran importancia para la población la biodiversidad de las simientes, la conservación de los recursos genéticos, el reconocimiento a los agricultores por su contribución a la conservación y mejoramiento, y la protección de los derechos de los obtentores a la exclusividad temporal de producir y vender el material.

De acuerdo con el proyecto, en su aplicación participarían varias instituciones vinculadas con el sector agrícola. El Ministerio de Agropecuario y Forestal se encargará de aplicar la Política Nacional de Semillas y de hacer valer las reglamentaciones, esto último a través de la Dirección General de Protección y Sanidad Animal y el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria.

También estará involucrado el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, que actuará como órgano activo en los procesos de producción, en el contexto del modelo de atención integral a la micro y pequeña empresa de producción rural.

En tanto, el Consejo Nacional de la Semilla, integrado por nueve miembros, actuará como instancia de consulta y de recomendación del ejecutivo, y podrá invitar a sus reuniones a instituciones o especialistas vinculados a las semillas.  

El proyecto de Ley también propone la creación de un Sistema Nacional de Semilla, con el objetivo de incentivar la producción agrícola, promoviendo el uso de las simientes certificadas.

Igualmente se plantea establecer un Registro Nacional de Cultivares, para la inscripción de todos los que formen parte del proceso de certificación, y Bancos Comunitarios de Semilla, que tendrán entre sus funciones promover la calidad de estas y la organización de los productores.

Entre las infracciones que serán penadas por la nueva ley se encuentran la distribución y comercialización de grano comercial como semilla certificada, la adulteración de las simientes y su venta sin etiqueta de acreditación.

En nuestro país las autoridades y entidades vinculadas al desarrollo agropecuario han trabajado fuertemente en los últimos años para continuar mejorando la calidad de las semillas y de esta manera mejorar el rendimiento de los cultivos.

Como parte de esa estrategia, el Ministerio Agropecuario y Forestal ha creado en el país varios laboratorios de análisis, con los que se brinda un mejor servicio a los productores en todo el proceso previo a la certificación.

En estos centros también se busca crear sepas más resistentes a los efectos del cambio climático y variedades con un alto nivel nutritivo, lo que constituye también parte de la batalla nacional por la soberanía alimentaria.

también te puede interesar