Nicaragua

Presiden Misa Campal Arzobispo de Managua y Nuncio Apostólico

La solemne actividad religiosa donde los prelados demandaron Fraternidad, contó con una amplia participación de los fieles quienes acudieron  a escuchar las Buenas Nuevas para el recién comenzado 2014

feligreses
Misa Campal |

Redacción Central |

Una Misa Campal presidida por el Arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes Solórzano, y el Nuncio Apostólico, Monseñor Fortunatus Nwachukwu, contó con amplia participación de los fieles quienes acudieron  a escuchar las Buenas Nuevas para el recién comenzado 2014.

Con el lema de Fraternidad, fundamento y camino para la paz, mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz, Monseñor Leopoldo Brenes Solórzano inició la homilía de este 1 de enero.

En la misa, el Arzobispo destacó  que el camino de la Fraternidad es el gran reto que todos los nicaragüenses deben asumir desde el deseo del Santo Padre y de los Obispos de la Conferencia Episcopal, que han proclamado el 2014 como el Año de la Familia.

En ese sentido, el Arzobispo de Managua llamó a fortalecer a las familias nicaragüenses, en fraternidad para ser instrumento y fundamento de la paz, que se ve amenazada en muchas ocasiones desde esa fuente como es la familia.

Monseñor Brenes recordó que “el Santo Padre nos dice: debemos de recordar que la fraternidad se empieza a aprender en el seno de la familia, sobre todo gracias a las responsabilidades complementarias de cada uno de sus miembros, de manera especial del padre y de la madre”.

Uno de los retos de la Iglesia Católica para este año es la consolidación de las familias y que cada uno de los nicaragüenses puedan sentarse alrededor de la sagrada familia, para evaluar y proponerse cómo superar las debilidades que tienen y como fortalecer cada día más los valores que viven y solucionar las dificultades en el matrimonio con el dialogo, señaló.

Destacó que un impedimento para la verdadera paz también lo es el acaparamiento de las riquezas en pocas manos y que el Santo Padre lo dice en su mensaje que para vencer la pobreza, la fraternidad es la premisa importante, un reto que debe ser afrontado con toda la responsabilidad que implica de ser hermanos.

Por su parte, el representante de la Santa Sede en Nicaragua, el Nuncio Apostólico Monseñor Fortunatus Nwachukwu, reiteró que el deseo para este 2014 es que sea un año de camino a la paz, a la fraternidad, fraternidad fundamentada en Cristo, mensaje emitido por Su Santidad desde el inicio de su pontificado haciendo especial énfasis en el camino a la fraternidad.

Por último,  Monseñor Nwachukwu, destacó en su mensaje, un deseo de paz a todo el pueblo nicaragüense, es un camino que se funda en Cristo, que Cristo nuestro Señor sea la paz de todos ustedes.

también te puede interesar