Nicaragua

Denuncian despale en Bosawás

Colonos procuran penetrar en las áreas boscosas para instalarse sin autorización, abriendo espacio mediante el corte de árboles para vivir y sembrar

Depredadores Bosques
Depredadores de los Bosques de Bosawás | El Nuevo Diario

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El coronel del Ejército Néstor López confirmó que depredadores del bosque usan a colonos para penetrar en los bosques y despalar para sembrar frijoles y pastorear vacunos, situación que se considera complicada por tratarse de la zona protegida de Bosawás. 

El Ejército de Nicaragua ha logrado detener la penetración masiva de colonos a la selva de Bosawás, donde procuran establecerse, para lo cual despalan para la siembra de granos básicos y crear áreas de pastoreos de ganado vacuno, sin pensar en el daño que le hacen al medio ambiente, confirmó el coronel Néstor López, director de Asuntos Civiles de esa institución militar.

El alto jefe militar señaló que esa institución armada ha destinado importantes esfuerzos para controlar el despale y la depredación de los bosques en las reservas del país.

Sin embargo, apuntó, han tenido que frenar a 90 cabezas de familias que procuraban penetrar en esa región boscosa, perteneciente a la Reserva de la Biosfera de Bosawás, para instalarse de forma irregular.

El coronel López explicó que existe un plan permanente por parte del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA) y el Instituto Nacional Forestal (INAFOR), al que se suman las tropas del Ejército brindando acompañamiento y llevando también una labor de concientización con los pobladores de las zonas en riesgo para preservar los bosques y áreas protegidas.

Al respecto señaló que ellos tienen capacitación todos los meses con las compañías del Batallón Ecológico, que preserva la región, y de ahí se reúnen con los dirigentes, líderes de las comunidades, de los gobiernos, de los territorios indígenas, de las alcaldías y otros actores para hacer conciencia sobre la importancia de evitar la deforestación de esa región.

Estos contactos directos y el plan nacional de reforestación, mediante el cual se proyecta plantar 11 millones de árboles, con la participación de miles de nicaragüenses, avanzándose considerablemente en el desarrollo de la conciencia en esta esfera.   

La actividad delictiva en el llamado Triángulo Minero afecta la labor que se realiza para preservar los bosques, lo cual se hace con la ayuda de la Comisión de Protección a la Madre Tierra, una estructura organizativa que también ha hecho importantes esfuerzos para la protección del recurso maderable.

Esta situación delictiva se afronta junto con la Policía Nacional, con el objetivo de disminuir la tala de bosques sin la autorización y fuera del plan de reforestación, lo que implicará una lucha constante por la buena aceptación de la madera nicaragüense en países vecinos.

también te puede interesar