Nicaragua

Fervor mariano en la Lavada de la Plata

Miles de personas de toda Nicaragua desbordaron la Basílica Menor de El Viejo, en Chinandega, para ofrendar sus plegarias a la Virgen María en esta tradición que se remonta a más de cuatro siglos

Lavada de la Plata
Lavada de La Plata |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Basílica Menor de El Viejo se desbordó de feligreses, que con fervor mariano realizaron la ceremonia de la Lavada de la Plata, una celebración que recuerda la llegada de la Virgen del Trono a Nicaragua hace 451 años.

Miles de personas llegaron al templo ubicado en el departamento de Chinandega para participar de esta festividad y pedir sanaciones, protección, prosperidad y el perdón de sus pecados.

A la Basílica de El Viejo llegan muchos a cumplir promesas de formas diferentes, y una vez en el altar mayor elevan sus plegarias al altísimo, y agradecen a la Virgen por lo brindado.

Esta vez, el representante de Su Santidad el papa Francisco, el Nuncio Apostólico Monseñor Furtunatus Nwachakwu, presidió la solemne eucaristía.

En sus palabras, el prelado aseguró que esta celebración es una peregrinación espiritual para llegar con la Madre Santísima. “Queremos servirle al Señor por la intervención de la Santísima Madre y que perdone nuestros pecados”, expresó.

Como ya es tradición, los gritos en honor a la Virgen se hicieron sentir con el “¿Quién Causa Tanta Alegría? La Concepción de María”.

Una vez concluida la eucaristía, los promesantes procedieron a tomar sus paños y lavar la plata como un símbolo de la limpieza de sus pecados y le sean concedidas sus peticiones.

también te puede interesar